Discriminación también es un factor: CADHAC

Las cuestiones étnicas son otro causal para que se realicen arrestos arbitrarios por considerar a personas sospechosas.
Las denuncias aumentaron más de 300 por ciento durante 2014.
Las denuncias aumentaron más de 300 por ciento durante 2014. (Carlos Rangel/Archivo)

Monterrey

La mayor cantidad de elementos de seguridad que existe en las calles puede ser una de las razones por las que se ha incrementado la denuncia en relación al delito de abuso de autoridad, aunque no es el único factor señaló la asociación Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (CADHAC).

Deisy Hernández, coordinadora de Proyectos de la organización civil, resaltó que al ser Nuevo León el primer lugar en discriminación a nivel nacional, las detenciones arbitrarias y los abusos de autoridad pueden darse también por esta razón, lo cual también impacta en las estadísticas que tiene la Procuraduría.

"Creemos que por un lado se puede dar porque hay una mayor cantidad de fuerzas policiales en la calle, y esto puede generar que se den más abusos de autoridad por el incremento en las fuerzas de seguridad".

Hernández explicó que se tienen casos registrados de personas que son detenidas o molestadas por elementos de las corporaciones policiacas debido a cuestiones étnicas o socioeconómicas, como sucede en el caso con origen o rasgos indígenas.

"Se pueden presentar más incidentes, aumenta la posibilidad de que una persona que va por la calle pueda ser detenida, hay mucha discriminación en nuestro estado y muchas veces por la simple apariencia los policías detienen a las personas y esto puede considerarse un abuso de autoridad y si se las llevan sería privación de la libertad", dijo.

Señaló que en muchas ocasiones, durante los rondines, personas son abordadas por elementos de seguridad sin motivo especifico y solamente porque su apariencia les hace lucir "sospechosos".

De este abordaje, en muchas ocasiones se deriva una detención arbitraria que también encaja con este abuso de autoridad, explicó.

Durante 2014, a CADHAC han llegado 13 quejas de abuso de autoridad, en dos de ellas hubo detención ilegal; estas quejas corresponden a 8 casos.

En comparación, durante 2013, recibieron 22 quejas de abuso de autoridad y 30 de detenciones ilegales.

Sin embargo, algunas otras quejas que no se registran como abuso de autoridad también tienen estos rasgos, como las detenciones arbitrarias o la privación ilegal de la libertad, donde van por alguna persona a su casa, por un supuesto delito, pero no se siguen los protocolos, de estos casos cuentan 24 sólo este año.

Explicó que suele tratarse de un "circulo vicioso" donde una persona es detenida sin motivos y después, cuando los familiares van a buscarle, no se les proporciona ni la información ni la atención adecuada y se recae en malas prácticas.

"Las mayores quejas son en contra de los agentes de la Policía Ministerial, otros a las municipales, de Fuerza Civil e incluso un caso del Ejército", dijo.

La vocera de la organización señaló que no puede descartarse tampoco que exista una mayor cultura de la denuncia y los ciudadanos acudan en mayor número a manifestar su inconformidad ante las autoridades conducentes.

MILENIO Monterrey ha reportado durante este año distintos casos de personas de origen indígena que son molestados por elementos policiacos o funcionarios de otras dependencias, como las direcciones de Comercio de los municipios, como ha ocurrido en diferentes ocasiones en el municipio de San Pedro, sin ser el único Ayuntamiento donde se presentan casos de esta naturaleza.

Triste honor

-Diferentes estudios han arrojado a Nuevo León como el estado que más discrimina a nivel nacional por razones étnicas y socioeconómicas.

-Estos abusos se dan no sólo en la detención de las personas, sino también cuando sus autoridades niegan información y apoyo a los familiares.