Alternativa para cubrir demanda por crecimiento en Nuevo León

El abasto del agua en la entidad sólo estaba asegurado por 24 horas hasta en tres años.
El agua del río Pánuco llegará a la presa Cerro Prieto.
El agua del río Pánuco llegará a la presa Cerro Prieto. (Archivo)

Monterrey

Monterrey VI es la construcción de un acueducto de 372 kilómetros de largo y de 84 pulgadas de diámetro con el cual se pretende hacer llegar agua desde el río Pánuco, en Veracruz, hasta la presa Cerro Prieto ubicada en el municipio de Linares.

Desde 2011, que se comenzó a hablar del proyecto, se señalaba la necesidad de un fuente alterna de abastecimiento, pues según previsiones de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (AyD), la cantidad del vital líquido en presas, sólo asegura su abasto de 24 horas por los próximos tres años.

Justificaban el incremento de la demanda de agua a través de la incorporación de lotes en Servicios de Agua y Drenaje que es del 4 por ciento, una tasa mayor al índice de población.

El convenio entre el Gobierno Federal y el Gobierno de Nuevo León, para la construcción de Monterrey VI se firmó en octubre de 2013, pero tuvo que pasar alrededor de un año más para que tuvieran lista la licitación y sus ganadores.

De esta manera fue hasta el 26 de septiembre de este año que se realizó la firma del contrato para la obra.

El proyecto tendrá una inversión total de 14 mil 161 millones de pesos que, incluyendo el IVA, alcanza los 17 mil millones de pesos.

Asimismo, será operado por el consorcio integrado por las firmas Concretos y Obra Civil del Pacífico, SA de CV, Controladora de Operaciones e Infraestructura, Desarrollos y Construcciones Rogar, RECSA Concesiones, y Productos y Estructuras de Concretos, SA de CV.

Además del citado acueducto, la obra consiste en la construcción de una toma en el margen izquierdo del río Panuco y una planta de bombeo con tanques de presedimentación.

También se tendrán que construir cinco estaciones de bombeo y tanques de cambio de régimen; seis subestaciones y líneas de transmisión eléctrica y un camino en forma paralela.

La superficie que requiere el proyecto hidráulico Monterrey VI asciende a 983 hectáreas, de las cuales en 250 habrá afectaciones forestales, lo que propiciará un cambio de uso de suelo en la zona.

La obra pasará por los municipios de Pánuco, en el estado de Veracruz; El Mante González, Xicoténcatl, Llera de Canales, Casas, Victoria, Guemez, Padilla, Hidalgo, y Villagrán en Tamaulipas; y finalmente en las ciudades de Ébano y Tamuín en San Luis Potosí.