Viven un maratón musical

Agrupaciones como Los Ángeles Azules, Molotov, Jarabe de Palo, Enanitos Verdes y Saúl Hernández hicieron estallar una verdadera bomba en el Parque Ferrocarrilero con lo mejor de sus melodías

Monterrey.-

Adrenalina y música fue la fórmula perfecta para que los regiomontanos disfrutaran de un maratónico sábado durante el Festival Rockódromo.

El rock, ska, la cumbia y hasta la música tropical se fusionaron en uno solo para saciar a los fanáticos que disfrutaron de más de 13 horas continuas de emociones.

Desde las 13:00 horas hasta las 2:50 Enanitos Verdes, Los Ángeles Azules, Saúl Hernández, Jumbo, Molotov, Inspector, Celso Piña, Los Búnkers, The Revies, Hanzel, DLD, Los Daniels, Jarabe de Palo, Juan Cirerol, Lost Acapulco, Paté de Fua, Tercera Edición, Mississippi Queens, Pato Machete, Tony Hernández (Gran Silencio), Benno y Gallo (Genitallica) y Flor del Lingo lograron congregar a miles de asistentes en el Parque Ferrocarrilero, para regalar una espectacular fiesta.

Los estelares de la noche sin duda fueron Los Ángeles Azules y Saúl Hernández, Enanitos Verdes y Molotov, estos últimos quienes lograron, gracias a su power, culminar el festival de una forma muy alterada.

Después de haber disfrutado de cada una de las diferentes agrupaciones en los dos escenarios que se montaron para este festival, lo mejor de la noche llegó cerca de las 23:00 horas junto con Los Ángeles Azules, quienes le pusieron el matiz con su ritmo tropical.

La agrupación originaria de la delegación Iztapalapa de la Ciudad de México dio comienzo con una hora de baile con canciones como “17 años”, “Listón de tu pelo” y “Maravillas de la vida”.

El público inmediatamente aceptó las cumbias de los hermanos Mejía Avante, poniéndose a bailar con sus parejas y hasta en solitario al ritmo de “La cumbia del acordeón” y por supuesto “Cómo te voy a olvidar”.

Acompañando a la agrupación, Saúl Hernández subió al escenario para interpretar a dueto “Entrega de amor” y hasta “La negra Tomasa”, la primera de ellas con la que batalló para que le saliera la voz.

Pero esto tan sólo fue el parteaguas para dar paso a la energía de la agrupación argentina Enanitos Verdes, que de forma drástica dieron un giro de 180 grados y regresaron al rock con su primer tema “Besos violentos”, de su nuevo disco “Tic Tac”.

Junto a los regios, Marciano y compañía hicieron un viaje en el tiempo para cantar “Cordillera de los Andes”, “Mariposas” y “Luz de día”.

El gran cierre estuvo en manos de Molotov, quien subió al escenario cerca de las 02:00 ante el alarido y la euforia de la muchedumbre que de inmediato coreó “Noko”.

Poco más de un año tuvo que pasar para que la bandahiciera vibrar con su potente sonido.