Viven su amor espacial

La banda de rock Thirty Seconds to Mars, liderada por Jared Leto, ofreció un gran espectáculo anoche en el Auditorio Banamex.
La agrupación fue recibida con ‘bombo y platillo’ por sus admiradores.
La agrupación fue recibida con ‘bombo y platillo’ por sus admiradores. (Roberto Alanís)

Monterrey

Por segunda ocasión, Thirty Seconds to Mars llevó por un viaje espacial a todos sus seguidores regiomontanos, que se dieron cita en el concierto que ofrecieron anoche en el Auditorio Banamex.

El grupo de rock alternativo integrado por Jared Leto (voz, guitarra, bajo), Shannon Leto (batería) y Matt Wachter (bajo y sintetizador), hizo escala en la ciudad, la segunda plaza que pisan durante su estancia en nuestro país, para presentar su más reciente tour internacional titulado Love, Lust, Faith + Dreams.

Fue en punto de las 21:20, cuando la locura se comenzó a hacer palpable: celulares, cámaras y desgarradores gritos se dejaron escuchar al ver en el escenario a Jared Leto, líder de la banda, quien abrió con el tema "Birth", en medio de una lluvia de papeles de colores, y como segundo tema "Night of the Hunter".

"Hola, un momento, quiero que todo mundo se ponga a saltar, pero que den saltos más grandes, que lleguen lo más arriba". Esto fue sólo una de las interacciones que el también actor, nominado al Oscar por su actuación en "Dallas Buyers Club" tuvo frente al público regiomontano, que de inmediato se puso a brincar.

"This is War, This is War", gritaba todo el público para que la banda interpretara uno más de sus éxitos.

A los primeros acordes del tema "This is War", de entre el público salieron gigantescas pelotas que comenzaron a rodar entre los presentes, quienes enloquecieron por tocarlas, para después continuar con temas como "Conquistador" y "King & Queens".

El grupo presentó de fondo un gigantesco triángulo, mientras que las luces hicieron el resto del trabajo, transportando a los fanáticos a esos mundos inspirados en la música de la banda.

Previo a interpretar "Do or Die", Jared hizo una pausa para saludar a sus fanáticos en español y buscar al más mexicano.

El afortunado resultó ser Sergio originario de San Nicolás de los Garza, quien ayudó al vocalista a calentar motores para el tema, mientras que el público enloquecía al ver al regio al lado de su artista favorito.

Jared aprovechó este tema para tomar una bandera mexicana, la cual estuvo ondeando por toda la canción en medio de los gritos de los presentes.

Uno de los momentos que el público disfrutó más fue durante "City of Angels", tema con el que invitó a los fanáticos a prender sus celulares para transportarlos a la ciudad de Los Ángeles.

Acto seguido, el público prendió las lámparas de sus teléfonos para hacer complacer al músico.

"Closer to the Edge" y "Stay", que marcaban el inicio del final.

De ahí continuó "Bright Lights" y "Up In the Air", con las cuales se despidió después de interpretar 12 temas.