Vincular la IED con la industria local, el reto: catedrático

Dijo que las firmas extranjeras que arriben al estado de Nuevo León deben contar con un plan de integración regional.
Que vengan a aportar conocimientos a compañías locales, afirma.
Que vengan a aportar conocimientos a compañías locales, afirma. (Archivo)

Monterrey

Toda estrategia de desarrollo económico local o regional tiene que ir acompañada de dos esfuerzos: una es la retención de las empresas que es la inversión que ya tienes dentro del estado y la otra línea de trabajo es la atracción de inversión, señaló el catedrático del Amado Villarreal González, de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tecnológico de Monterrey.

El gran reto para esta administración estatal es que las empresas que vengan a invertir cuenten con un plan de integración regional.

"Lo ideal es que sea una atracción de inversión inteligente, no sólo lo que quiera venir al estado, sino también lo que se complemente de la mejor manera con la estructura industrial que posee el estado".

Si se atrae inversión sería ideal que fueran empresas que pudieran hacer sinergias con las compañías locales ya existentes de sector como automotriz, alimentos, electrodomésticos, por citar algunos.

"Se trata de que estas nuevas empresas puedan traer tecnología, conocimiento e innovar y que puedan derramar al resto de las compañías".

Señaló que lo que ha ocurrido actualmente es que llegan empresas extranjeras que no tienen ningún vínculo con la actividad empresarial local, sólo arriban a la entidad aprovechando ciertos beneficios como costos de energía o mano de obra más barata.

Una estrategia de desarrollo económico no puede estar omisa de la atracción de la inversión, sería como obviar un componente, afirmó.

Dijo que la Sedec (Secretaría de Desarrollo Económico) tendrá que hacer el trabajo de encontrar nueva inversión que embone muy bien con la cadena productiva que hay en Nuevo León.

"Se ha satanizado la inversión de Kia Motors"

El catedrático comentó que lamentablemente el arribo de la armadora coreana se da hacia el final de la administración anterior y con un cambio de gobierno apartidista.

"Esto realmente (la inversión) se ha vinculado con presuntas irregularidades del Gobierno anterior. Ha sido una inversión que se le ha dado mucha importancia a las condiciones de incentivos que se le crearon a la empresa, eso ha contaminado por aparentes irregularidades en el proceso del otorgamiento de ciertos incentivos", indicó el catedrático.

Si eso se dio, se debe de proceder a una auditoria y ver que arroja la misma, pero se ha quedado en señalamientos y en la búsqueda de irregularidades.

Villarreal González consideró que esto se debió de manejar internamente con la propia empresa.