Viable la propuesta de reforma energética del 'Jefe' Diego: FEB

El ex titular de la Secretaría de Energía enfatizó en la importancia de que el futuro marco regulador del sector energético nacional establezca medidas que eviten la corrupción.
Fernando Elizondo Barragán.
Fernando Elizondo Barragán. (Archivo)

Monterrey

El modelo de pruebas que planteó el ex candidato presidencial, Diego Fernández de Cevallos, es una opción viable para definir las condiciones y controles con los que operaría el sector privado que participara en el sector energético, comentó Fernando Elizondo Barragán, ex titular de la Secretaría de Energía.

Añadió que es fundamental que se establezcan las condiciones de transparencia con las cuales operarían los entes privados, así como Petróleos Mexicanos; con el objetivo de evitar la corrupción.

"En todas las áreas (podría aplicarse el modelo de prueba), en Pemex, los controles, la operación de Pemex, la transparencia en la operación de Pemex, la forma de contratación, las negociaciones, todo lo que implica las relaciones entre el sector público y la inversión privada", comentó Elizondo Barragán.

El lunes MILENIO publicó una entrevista con el ex candidato presidencial del PAN, Diego Fernández de Cevallos, donde consideró que la propuesta de reforma energética del PAN es valiosa, de gran apertura y modernizadora, pero deja a las leyes secundarias decisiones que colocan a Pemex y a la CFE ante graves riesgos y un futuro incierto.

Aunado a esto, el también ex Gobernador del Estado de Nuevo León, enfatizó en la importancia de que el futuro marco regulador del sector energético nacional establezca medidas que eviten la corrupción.

"Es necesario tener ciertas precauciones porque si se hace una reforma energética, simplemente como está planteada se abre la puerta a muchas posibilidades y las posibilidades se van a regular en la legislación secundaria en la que ya no va a ser necesario el acuerdo de diferentes partidos".

"La legislación ordinaria la puede aprobar prácticamente el PRI con sus aliados, entonces, el peligro es que si se lleva a cabo una reforma constitucional, que levante ciertas limitaciones que hay para la participación privada, entonces, lo que podemos propiciar es un aumento increíble de corrupción. Y que la reforma energética beneficie a los que hagan negocio con esta corrupción más que al país", agregó.

Dijo que estas medidas precautorias deben estar establecidas ya sea en los acuerdos previos a la legislación ordinaria, o definidas en algunas "pruebas piloto".

Enfatizó en la importancia de que el sector energético mexicano sea sujeto de una actualización.

"Es muy importante que se haga algo, éste es un sector en el que el país se encuentra muy atrasado y sí es importante y es urgente que avancemos, pero no hay que avanzar a como dé lugar y en cualquier forma, porque eso nos puede llevar a fenómenos de privatización y de participación de la inversión privada inadecuados", dijo.