Ventas en Morelos caen 50% por obras en zona

Comerciantes indicaron que no les han avisado cuándo estarán listas las modificaciones del piso del área del centro de la ciudad.
Todo comenzó hace tres semanas; no hay orden en la realización de los trabajos, opinan los oferentes.
Todo comenzó hace tres semanas; no hay orden en la realización de los trabajos, opinan los oferentes. (Daniel Anguiano)

Monterrey

Las reparaciones que el municipio de Monterrey realiza en el corredor comercial Morelos, en el centro de la ciudad, han provocado que las ventas de algunos de los negocios de la zona hayan caído hasta en un 50 por ciento.

Esto porque las obras impiden el paso de los transeúntes, incluso refirieron que en algunos puntos el acceso está impedido, ya sea por material utilizado en las adecuaciones o por la cinta de advertencia que fue colocada por los trabajadores municipales.

"Las ventas nos bajaron más o menos en un 50 por ciento, desde que empezaron esto (las obras), que fue hace como tres semanas", explicó la encargada de una tienda de bisutería instalada en dicho pasaje comercial.

De acuerdo a las declaraciones de los comerciantes consultados por Milenio, los trabajos iniciaron hace tres semanas, sin que fueran avisados por el municipio de Monterrey; pese a que las obras obstruyen el paso de los peatones y perjudica las actividades comerciales que se desarrollan en la zona y que se prevé aumenten en diciembre.

De acuerdo a los encargados de negocios, las mayores afectaciones son las que se presentan en calles perpendiculares al pasaje Morelos, como lo es la calle Emilio Carranza.

Los locatarios del sector indicaron que el Ayuntamiento tampoco les ha dicho cuál es el plazo estimado para la conclusión de la remodelación del piso.

"Desde que empezaron con los trabajos disminuyó bastante la cantidad de gente en la tienda, porque no podían pasar y peor cuando llueve, la gente ni se acerca, y también porque ven la cinta amarilla (de precaución), le sacan la vuelta", explicó la encargada de un negocio en la calle Carranza.

Incluso algunos de los locatarios del sector mencionaron que las adecuaciones han ocasionado que se vayan "en blanco", es decir sin ventas durante el día.

"Casi no viene gente, por lo mismo, porque no pueden pasar porque están trabajando, hay días en los que no tenemos ni un cliente".

Los comerciantes añadieron que los trabajos no llevan una forma ordenada de ejecutarse, pues no se ha terminado una zona cuando los empleados municipales ya están iniciando en otra, esto sin contar que no les han avisado sobre una fecha límite de construcción.

"No terminan una parte cuando ya están empezando otra; y luego este piso que están poniendo está muy feo. Pero cada administración es lo mismo, con la pasada también hicieron cosas, pusieron esas bancas con cubiertas para el sol, que ya las quitaron", dijo otro vendedor, pues argumentó que por lo menos dos personas han caído en ese lugar.

"Se han caído dos personas. Aunque también la gente tiene la culpa, porque son imprudentes y tratan de saltar en vez de sacarle la vuelta", enfatizó un comerciante.