Van por ley secundaria para regular las deudas

El diputado federal Víctor Fuentes Solís expresó que se está trabajando para garantizar que en las licitaciones con los bancos exista transparencia, a fin de que den mejores tasas.
El legislador albiazul expresó que actualmente algunos contratos levantan sospechas.
El legislador albiazul expresó que actualmente algunos contratos levantan sospechas. (Roberto Alanís)

Monterrey

Con la reforma al artículo 117 constitucional se busca controlar cualquier tipo de deuda pública, misma que será sometida a una licitación, como ocurre con el resto de los productos y servicios que consume el Gobierno, expresó el diputado panista Víctor Fuentes Solís, quien hizo la propuesta.

Sin embargo, a pesar de que la propuesta fue aprobada por unanimidad el pasado 12 de julio en el Pleno de la Cámara de Diputados, la ley secundaria que detallará los procesos de licitación de deuda pública para estados, municipios, organismos descentralizados y paraestatales, aún está en ciernes.

“Lo que se aprobó fueron los principios básicos. El cómo, eso lo estamos trabajando para elaborar la ley secundaria, que se integrará a la Ley de Control de Deuda”, comentó el legislador blanquiazul.

No obstante, Fuentes Solís explicó que las condiciones del concurso al que los bancos tendrán que entrar para otorgar un crédito al Gobierno mantienen los principios naturales de cualquier otro proceso de licitación.

Finiquitado el proceso de licitación, agregó, los licitantes deberán proporcionar la totalidad de información requerida, la cual deberá ser publicada en el Periódico o Gaceta Oficial del Gobierno del Estado, en un plazo no mayor a cinco días naturales una vez realizada la adjudicación.

“Obviamente (el proceso de licitación) que nos garantice transparencia, que nos garantice que cualquier banco pueda participar, y que logremos las mejores tasas de interés y las mejores condiciones de crédito. Actualmente, son muy caros y levantan la sospecha de que estén coludidos y se presta a corrupción”, agregó el legislador.

Añadió que dentro de la Ley de Control de Deuda se tratarán dos temas, los cuales estarán divididos en distintos apartados.

“Toda esa parte procesal, que es la del cómo, lo iremos discutiendo. Hay dos capítulos distintos, un capítulo sería la deuda nueva a adquirir.

“Y el otro sería el tema de deuda ya adquirida, ya estamos trabajando para lograr una dinámica, en la cual una institución bancaria, que no tenga el crédito, y que ofrezca una mejor tasa de interés, pueda comprar el crédito a la institución bancaria con el interés alto”, dijo.

Sin embargo, Fuentes Solís enfatizó en que un objetivo principal es obtener créditos para las entidades a bajas tasas de interés, aunado a que traería agilidad y transparencia al proceso de adquisición de deuda.

“Definitivamente va a ser más corto (el trámite de deuda) porque va a haber procesos establecidos, bien definidos, y al ser públicos y concursables en el orden nacional, pues va a permitir que cualquier ciudadano se dé cuenta de que se publican las bases, el procedimiento de la licitación, a qué institución bancaria se está otorgando el crédito, quiénes participaron, cuáles fueron las propuestas”, explicó el legislador.

Aún así, señaló que en la Ley de Control de Deuda se detallarán asuntos especiales, como cuando se requiere de financiamiento tras un desastre natural.

Aunque el diputado no precisó cuándo será votada esta iniciativa en la Cámara de Senadores, comentó que espera que al llegarse esta fecha se cuente ya con el proyecto de la ley secundaria.

“Ojalá la ley secundaria esté rápido, a Nuevo León le urge, porque la deuda en muchos casos es muy cara, en el momento en que entre vigencia esta ley, los ciudadanos nos vamos a enterar que a través de quién nos administra ahorita; es cómo acceder a créditos más baratos y destinar lo que era para pagar intereses a otras cosas de más beneficio”, comentó el legislador federal del Partido Acción Nacional.

Éstos son algunos de los aspectos que establece el dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales.

1.- La iniciativa establece que deben existir límites y modalidades bajo las cuales podrán afectar las participaciones federales.

2.- Busca imponer sanciones para funcionarios que no cumplan disposiciones en materia de disciplina financiera.

3.- La iniciativa faculta al Congreso de la Unión para iniciar leyes en materia de responsabilidad hacendaria.

4.- Propone que la Cámara de Diputados conozca y emita opiniones sobre las estrategias de ajuste de finanzas públicas de los estados que tengan nivel elevado de deuda así como de los convenios que celebren con el Gobierno Federal.

5.-Obligará a los gobiernos locales a que contemplen en sus propias constituciones la responsabilidad en que incurren los servidores públicos que falsean o desvirtúan información con intención de engañar u ocultar la situación financiera real.

6.-Plantea que las auditorías locales puedan auditar fondos federales, locales y de deuda pública.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

“Abre la puerta a rescates de la federación”

Para las entidades, una alternativa que se abre es el que pueda existir la posibilidad de un “rescate” por parte de la Federación, indicó Carlos González Barragán, director ejecutivo del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

“Facultan a la Auditoría Superior de la Federación para que vea el destino de los recursos cuando el Gobierno Federal, por así decirlo, rescate a algún estado o municipio (…) no es sólo una ley que limita la deuda de los estados, sino es una ley que regula un eventual rescate de estados y municipios.

“Es decir, el Gobierno podría rescatar o dar garantías para apoyar a estados con sus problemas en su situación financiera a cambio de una intervención federal”.

Además, señaló que en la definición que tienen sobre el término “deuda” no incluyen otras operaciones o esquemas llamados lease back, es decir, un tipo de arrendamiento financiero.

“Es un esquema donde el Gobierno podría vender un activo y, a cambio de eso, pagar renta por cierto tiempo, y eso se consideraría deuda; ese tipo de esquema no está regulado en esa ley, otros esquemas de APP los podrían manejar ahí”.

González Barragán dijo que es positivo que se establezcan mecanismos para una mayor regulación de la deuda, así como un registro en el país que concentre la deuda real de una entidad. Alejandra Mendoza/Monterrey