Techo de deuda de 2% 'divide' a alcaldes de AN

La decisión que tome el Congreso será la correcta, opina la presidenta municipal de Monterrey; homólogo de SC pide oportunidad para justificar un tope financiero mayor.
La capital de Nuevo León, una de las ciudades que solicitaron un límite económico de 10 por ciento de su presupuesto de ingresos.
La capital de Nuevo León, una de las ciudades que solicitaron un límite económico de 10 por ciento de su presupuesto de ingresos. (Leonel Rocha)

Monterrey

Aunque limitará a algunos gobiernos municipales, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, consideró correcta la intención de la fracción panista del Congreso del Estado, que pretende autorizar un techo financiero mínimo a los municipios de la zona metropolitana de apenas 2 por ciento de sus presupuestos de ingresos.

Aunque esta medida está muy por debajo del 10 que pretendían para 2014, expresó que la decisión que tome el Congreso del Estado es aprobada.

"La verdad es que me parece correcta la decisión que tome el Congreso, definitivamente tendrá que ser un análisis integral de la situación que guarda cada una de las entidades tanto del estado como los municipios y en ese sentido tomar una decisión.

"Lo que hace el municipio es una propuesta de un techo para que sea utilizado en caso de algo importante o de alguna contingencia, pero la decisión que tome el Congreso es la correcta", dijo.

Según información publicada en MILENIO Monterrey, la bancada local del PAN prevé autorizar un techo financiero mínimo a los municipios de la zona metropolitana de apenas 2 por ciento de sus presupuestos de ingresos, muy por debajo del 10 que pretendían para 2014.

Con esto, la fracción panista restringe las propuestas no sólo de alcaldes del PRI, sino de su propio partido, como Margarita Arellanes, de Monterrey; Víctor Pérez Díaz, de Santa Catarina, y Rodolfo Ambriz, de Juárez, quienes solicitaron un techo financiero de 10 por ciento de sus ingresos para el año entrante.

"Yo creo que debería de ser un estudio sobre todo por las finanzas que tenga cada uno, la capacidad de recaudación, los ingresos propios; en fin, sin embargo si se toma una medida general, la atenderemos en todo momento", declaró.

La postura de Arellanes Cervantes difiere de lo expresado por su homólogo de Santa Catarina, el también panista Víctor Pérez Díaz, quien explicó que estos recursos representan casi 54 millones de pesos, que serán destinados a los compromisos que se tienen en el municipio para 2014.

Por ello, pidió la oportunidad de dialogar con los integrantes del Congreso local para explicarles las razones de la solicitud.

"Yo creo y lo que pido es un espacio para dar razones de por qué pudiéramos requerir en un momento dado solicitar un tope de deuda mayor para que el Congreso nos lo apruebe", refirió Pérez Díaz.

"Es el 10 por ciento, que son alrededor de 54 millones de pesos los que aproximadamente pudiéramos estar pidiendo. Son para pagar el gasto corriente del municipio, para que sigamos administrando bien la ciudad y algunos proyectos que son vitales en cuestión de seguridad pública", dijo.

Pérez explicó que el presupuesto de egresos de Santa Catarina se presentó antes del conflicto con un particular, al que se le tuvo que pagar 46 millones de pesos para librar un juicio donde se demandaba la destitución del cargo.

"Nosotros tendremos nuestras razones para pedir una deuda, este tope de deuda lo hicimos antes de que tuviéramos esta situación extraordinaria del regreso de 46 millones de pesos", expresó.

Aunque aún no se contempla el uso del techo de deuda aprobado para este año, el edil mencionó que todavía se analiza la posibilidad de utilizarla.

"Nosotros tenemos en este año una deuda que no hemos utilizado y estamos analizando todavía si la vamos a utilizar", dijo.

No más reuniones con Estado

Luego de la reunión de ayer entre alcaldes metropolitanos del PRI y del PT con el secretario general de gobierno, Álvaro Ibarra y el tesorero, Rodolfo Gómez Acosta, para dialogar sobre las participaciones federales, la alcaldesa Arellanes Cervantes justificó la inasistencia de los ediles del PAN.

"Tenemos las participaciones federales, hicimos nuestro trabajo en el presupuesto de egresos de la Federación y reiteramos, un desayuno meramente social, no estaremos acudiendo. La verdad no lo tengo en la agenda", expresó.