TSJ busca detener cambios en la Ley Orgánica

El titular del Poder Judicial informó que dichas observaciones constan que Nuevo León está viviendo problemas de segunda generación con la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Oral.
Carlos Emilio Arenas Bátiz.
Carlos Emilio Arenas Bátiz. (Raúl Palacios)

Monterrey

Con el fin de adicionar más observaciones para generar un cambio integral en el Tribunal Superior de Justicia, Carlos Emilio Arenas Bátiz, presidente del organismo, pidió al Congreso del Estado detener la iniciativa de cambios a la Ley Orgánica.

En su participación en el sexto Informe del Observatorio Ciudadano de la Justicia (OCJ), el titular del Poder Judicial informó que dichas observaciones constan que Nuevo León está viviendo problemas de segunda generación con la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Oral.

Lo que ha generado este tipo de problemas, comentó, es la rápida transferencia del personal de áreas jurisdiccionales a las nuevas áreas de gestión o administrativas, lo que conlleva a un desequilibrio en la organización interna del Poder Judicial.

"Por ejemplo la Dirección de Gestión Judicial actualmente concentra a un tercio de todos los empleados del Poder Judicial, es una dirección enorme que además tiene funciones de planeación, de evaluación, de ejecución, de la gestión judicial no solamente en la materia penal, sino también en las materias civil, mercantil y familiar", dijo.

En ese sentido, destacó que el Pleno del Consejo de la Judicatura aprobó ajustes que van orientados a especializar el área de gestión judicial antes mencionada para que consolide lo realizado en materia penal y a partir de ahí separar las otras herramientas que son propias de lo civil, mercantil y familiar.

Otra de las áreas que están separando, precisó, son las de planeación y evaluación de las de ejecución, ello con el argumento de que no es sano para la institución que por las tres pase el mismo proceso, cayendo así en un autodiagnóstico.

"También estamos separando las áreas de planeación y evaluación respecto de las de ejecución, no es sano institucionalmente que el mismo órgano que hace la planeación y que hace la evaluación sea el encargado de la ejecución porque entonces él se diagnostica y se receta su propia medicina", refirió.

Con este tipo de modificaciones, añadió, se busca fortalecer y distinguir la gestión en materia Penal.