Suspenden trabajos en Morelos

Las obras en el pasaje comercial debieron ser entregados en el mes de noviembre, pero aún quedan espacios sin piso nuevo, mangueras y tubos sin recubrimiento y falta la regeneración de jardineras. 

Monterrey

Aunque se encuentra retrasada, en las obras de la remodelación del corredor comercial Morelos se tomaron sus vacaciones.

Falta una semana para que se tenga que entregar y aún está pendiente que se termine de colocar el piso, los trabajos en maceteros, tiene varillas y tuberías expuestas y hoy no se observaron trabajos a lo largo del día.

Esto pese a que inicialmente se había contemplado entregar los trabajos, que realiza el Gobierno del Estado, a través de la Corporación para el Desarrollo Turístico, en noviembre.

Sin embargo, al presentar un atraso, se indicó que se terminarían antes de que finalizara el año.

 Es desde el cruce de la citada vía con Zaragoza hasta Emilio Carranza, cerca de 250 metros, donde no se ha ni iniciado la colocación del piso, es decir cerca de la mitad del corredor comercial.

Sin embargo, en el resto, que va desde el cruce con Juárez y hasta Emilio Carranza, aún le queda pendiente los trabajos en tuberías y recubrir otros detalles.

Las obras en el corredor comercial Morelos iniciaron desde el pasado 1 de junio, cuando se levantó el anterior piso y tres meses después comenzaron a colocar nuevas piezas de concreto.

La remodelación también contempla nuevas fachadas para diferentes negocios y tendrá un costo total de cerca de 44 millones de pesos, de los cuales 20 millones serán destinados sólo al nuevo embaldosado.

Este es el primer cambio que se le realiza desde 2005, cuando entre la administración municipal del entonces alcalde Ricardo Canavati y el Estado invirtieron otros 15 millones en la remodelación de un pavimento que ya fue demolido.

Además de Morelos, el proyecto contempla cambiar el piso de calles como Escobedo, Parás, Emilio Carranza y Galeana, en un tramo que va desde Padre Mier hasta Hidalgo.

Esto al igual que la reconstrucción de las jardineras y la reposición del equipamiento urbano del corredor comercial.

Desde el inicio de los trabajadores, comerciantes indicaron que se ha presentado un desplome en las ventas, el cual ha alcanzado hasta un 50 por ciento, en comparación con otros años.

Esto por impedir o complicar el paso de transeúntes ya sea por material utilizado en las adecuaciones o por la cinta de advertencia por las obras.

El atraso se ha atribuido a diferentes situaciones, como la complicación en drenajes que dejó el huracán ‘Ingrid’ el pasado septiembre.

Pese a las obras inconclusas, el corredor se observó lleno de personas quienes compraban diferentes artículos por la temporada decembrina.