Sugieren incentivar cadena productiva del acero en México

Analistas de Aregional recomendaron diseñar una política industrial que contemple incentivos fiscales.

Monterrey

Incentivar la cadena productiva del acero en sectores clave como el automotriz, metal-mecánico y energético coadyuvaría a solventar la crisis que enfrenta la industria siderúrgica del país ante la sobreoferta de acero chino y prácticas desleales.

Analistas de Aregional recomendaron diseñar una política industrial que contemple incentivos fiscales, pero siempre y cuando estos sectores clave que abastece el siderúrgico se comprometan a crear mayores empleos y a producir sustentablemente.

A través de un análisis diagnóstico sobre el panorama que enfrenta la industria siderúrgica del país, Aregional señaló que con la sobreoferta de acero chino y la consecuente caída del precio internacional de dicho metal, las exportaciones mexicanas en el mundo perdieron terreno, al igual que los productores nacionales en el mercado local.

Lo anterior se ha agravado con la presencia de prácticas *dumping como la comercialización de acero importado subvaluado y triangulado, al tiempo que los grandes importadores aprovecharon los vacíos legales para beneficiarse del IMMEX, lo cual afectó directamente a la industria siderúrgica y la generación de empleo.

Indicó que si bien la producción de acero nacional creció a una tasa media anual de 6.1 por ciento durante 2009 y 2014, impulsada por la demanda de la industria establecida en México, las importaciones crecieron a una tasa de 18.2 por ciento; lo cual ha incidido en la pérdida de presencia del acero nacional en el mercado local.

En los últimos 10 años, el déficit comercial del acero se agravó al pasar de dos mil 302.0 millones de dólares en 2004, a seis mil 059 millones de dólares en 2014. Aregional señaló que esto se debió al crecimiento medio anual de las importaciones en 7.0 por ciento en tanto que las exportaciones tan sólo crecieron 3.2 por ciento en dicho periodo.

Sin embargo, para el primer trimestre de este año, las importaciones de acero crecieron 1.9 por ciento, en tanto que las exportaciones cayeron 33.6 por ciento, lo cual se asocia a factores tales como: presencia de una producción global altamente subsidiada en países como China, India, Rusia, Ucrania, entre otros.

Adicionalmente, a la presencia de aranceles cercanos a cero para el acero y sus diferentes productos desde 2012 está también la caída del precio internacional del acero, lo cual se suma a una sobre-oferta global, proveniente de China.

Solamente China produce el 50.0 por ciento del total del acero mundial, y actualmente cuenta con una sobre-producción adicional a su consumo interno de acero equivalente a 600 millones de toneladas anuales, 33 veces más que lo que produce México al año, lo que, incidió en una sobre-oferta global a bajos precios.

Los analistas de Aregional mencionaron que la demanda de acero en México, en los últimos 10 años incentivó el crecimiento de la producción nacional, pero también de las importaciones, especialmente de las provenientes de Asia.