Sufren automovilistas por construcciones en Par Vial

Quienes transitan por las avenidas Constitución y Morones Prieto no tienen un viaje fluido, pues atraviesan puntos conflictivos que los hacen conducir a vuelta de rueda.

Monterrey

Una serie de obras públicas en construcción sobre el Par Vial Constitución-Morones Prieto estrangulan la vialidad en diferentes puntos de Monterrey y Guadalupe.

Un recorrido realizado por MILENIO Monterrey en algunos puntos conflictivos arrojó que trabajos de construcción de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y Gobierno del Estado estropean el trayecto vial de cientos de automovilistas, aunque de forma temporal.

Transitando por Morones Prieto, desde antes de llegar a la avenida Adolfo López Mateos por cualquiera de los carriles el tráfico vehicular es visible, aproximadamente unos 900 metros antes de tomar el retorno para incorporarse al puente de ese cruce.

Ahí se busca la edificación de un muro de contención y la prolongación de 500 metros de la avenida y un puente gemelo hacia el oriente de Miguel de la Madrid sobre el puente de López Mateos.

La construcción contempla la ampliación de la avenida Morones Prieto, para extenderla 500 metros y edificar una gaza para bajar del puente a la avenida inferior, y otro puente gemelo para unir a ésta con el bulevar Miguel de la Madrid que lleva a la autopista al Aeropuerto de Monterrey.

En el cruce de las avenidas Constitución y Revolución la escena se repite por dos frentes.

En el primero, el tráfico vehicular arrecia sobre el puente de la avenida Revolución, desde Morones Prieto hasta descender la gaza para circular hacia el oriente por Constitución.

El segundo punto es el desfile de automóviles y transporte pesado y de carga que circula de norte a sur hacia la avenida Revolución, donde los tres carriles se hacen uno.

La construcción contempla un acceso desde el puente Revolución para quienes circulan de sur a norte, y conectarse hacia el carril exprés de la avenida Constitución utilizando una gaza, que actualmente no se usa.

Con esta nueva entrada se aprovechará una gaza anterior al Par Vial que conectaba al puente de Revolución con la avenida Constitución hacia el oriente.

Ahí los automovilistas que se desplazan de la zona sur y que deben tomar Constitución tienen una sola opción al dar vuelta a la izquierda y tomar el carril normal, pero a paso de tortuga.

Una cuarta obra a cargo de la SCT que asesta un revés a los automovilistas es la de quienes se desplazan sobre la lateral de Constitución y buscan tomar la avenida Venustiano Carranza.

Los conductores se topan con la construcción de un puente que conecta la circulación norte-sur de Venustiano con Morones Prieto al oriente.

A diferencia de las otras obras, el megaviaducto casi listo sobre Miguel de la Madrid dejó de entorpecer la vialidad.

Tras abrir hace unas semanas los carriles que ocupaban para su construcción, los automovilistas ya circulan de forma fluida sobre los carriles regulares.

Los carriles que aún no son utilizados son los exprés y el mismo viaducto que aún no es abierto a la circulación y deberá estar listo a finales de diciembre por parte de la Red Estatal de Autopistas.