Sube la población, pero no la cantidad de bibliotecas

En algunas localidades, como Juárez, García o Apodaca, no existe suficiente infraestructura para fomentar las expresiones artísticas.
En el territorio apodaquense sólo existe un museo.
En el territorio apodaquense sólo existe un museo. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Municipios como Escobedo, Juárez o García la infraestructura cultural quedarán rebasados por completo ante el incremento poblacional previsto para los próximos 14 años.

De no invertirse en infraestructura cultural habría casos como el municipio de Pesquería, donde actualmente sólo hay una biblioteca disponible para los cerca de 40 mil habitantes a los que llegaría en los próximos 14 años, por citar un ejemplo.

Según estadísticas del Consejo Nacional de Población (Conapo) en el documento Proyecciones de la Población 2010-2050, municipios como Juárez, Apodaca o Escobedo verán incrementar a su número de habitantes hasta en 100 mil para 2030.

En estos casos se destaca la mínima infraestructura cultural con la que cuentan estos municipios, es decir, casas de la cultura, bibliotecas, museos, galerías, cines o centros de enseñanza.

A decir del Sistema de Información Cultural (SIC) de la actual Secretaría de Cultura, Nuevo León es uno de los estados con mayor infraestructura cultural, con 355 espacios, aunque la amplia mayoría se encuentra en Monterrey y municipios cercanos.

Uno de los ejemplos más dramáticos previstos por la Conapo es el municipio de Apodaca, que de los 613 mil habitantes actuales pasaría a 720 mil dentro de una década. Esta población sólo cuenta con un centro cultural, un museo y un auditorio para exposiciones.

Pesquería llegaría a una población de 37 mil para 2030, eso sin contar la presencia de familias que lleguen gracias a la oferta laboral que ofrece la empresa Kia. De concretarse esta cifra, el municipio sólo ofrecerá una biblioteca inscrita a la Red Nacional de Bibliotecas.

El caso de García también refleja esta desigualdad. Dentro de 14 años este municipio tendrá un estimado de 253 mil habitantes, para ellos la infraestructura disponible actual es de tan sólo un teatro, un museo y un centro cultural, además de seis bibliotecas.

Un caso que parece revertir esta situación es Cadereyta. Dentro de 10 años este municipio tendría una población estimada de 111 mil habitantes. No obstante, el municipio ya ha generado un festival cultural, una feria literaria, aunque sólo cuenta con cinco bibliotecas y no tiene museos.

Municipios como Abasolo, Salinas Victoria, Ciénega de Flores o Zuazua, en una década recibirán a más de 10 mil nuevos vecinos, pero actualmente cuentan con una infraestructura cultural muy limitada, con apenas una biblioteca o un museo.

En algunos municipios, el aumento de la población orilla a las autoridades municipales a concretarse en los servicios primarios, antes que la cultura.