Socorrito, 60 años de pasión y entrega

La maestra atiende a menores con problemas de lenguaje y habla, pues dice que su objetivo es enseñarles a valerse por sí mismos. 
La profesora entró en 1956 a una escuela de la colonia María Luisa.
La profesora entró en 1956 a una escuela de la colonia María Luisa. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

La vocación, entrega, ese amor por servir al prójimo a llevado a Socorro Suárez Alpírez a cumplir 60 años en la hermosa profesión de ser maestra, pero no cualquiera, pues ella atiende a alumnos especiales, aquellos a quienes no escuchan.

Con 80 años de edad, la docente quien es inspectora, nos recibió en el Centro de Atención Multiple Sertoma de la Audición y el Lenguaje de Monterrey, ubicado en la colonia Pio X.

Aunque al principio había elegido ser enfermera, finalmente se decidió por la docencia.

Una de las mayores satisfacciones de la maestra originaria de Veracruz, dice, ha sido ayudar a esos pequeños que no escuchan a salir adelante, y ahora incluso algunos laboran en el extranjero.

"Salieron adelante los enseñé a valerse por sí solos y no ser dependientes de su familia, ahora trabajan incluso en el extranjero y eso me llena de satisfacción, de orgullo", platicó.

En el año de 1956 entró a la Escuela de Sordos, ubicada en la colonia María Luisa, en Monterrey, de ahí comenzó un camino lleno de satisfacciones que no cambiaría por nada, pues sólo quien trabaja con el corazón puede seguir en la profesión.

"Se tiene que trabajar con el corazón, con amor porque no es lo mismo sólo ser maestra por ser", dijo.

Suárez Alpírez, quien se encuentra muy lucida y disfrutando de su profesión, tiene un mundo de anécdotas y es que incluso le dio clases a una pequeña de cuatro años de edad y salió adelante, ya que ahora educa a otros menores.

Gloria Ofelia Murillo Pérez, que lleva 40 años de labor de docente, comentó que Socorrito es muy querida por sus alumnos.

"Es una mujer maravillosa, un ejemplo porque por muchos años ha ayudado a muchos pequeños sordos a salir adelante y ahora es inspectora de cuatro escuelas, es un amor, todos la quieren, todos la respetan", comentó.

La maestra aún guarda fotografías de sus años de estudio, así como de los primeros grupos en los que impartió clases. Comentó que en sus años de alumna, compartió las aulas con el político Andrés Manuel López Obrador.

Los estudiantes la admiran y respetan por los años de trabajo y esa entrega, así que cariñosos la felicitaron por el Día del Maestro.