Sociedad de Calígrafos revive en taller el arte de la escritura a mano

El curso es solicitado principalmente por artistas gráficos o arquitectos; últimamente los jóvenes, más vinculados con el graffiti o los tatuajes, buscan aprender la técnica.
Se enseña a retomar la movilidad de la mano realizando los trazos propios de cada tipografía.
Se enseña a retomar la movilidad de la mano realizando los trazos propios de cada tipografía. (Especial)

Monterrey

El acto de escribir a "puño y pluma" podría ser considerado un ejercicio del pasado, más cuando se trata de imitar la caligrafía gótica o itálica.

Un espacio ubicado en el Barrio de La Luz impartirá una serie de talleres para aprender esta técnica y recobrar el gusto de trazar la escritura "a mano" aún y con la fuerte presencia de la tecnología.

El taller lo imparte la Sociedad Mexicana de Calígrafos e Iluminadores, agrupación con sedes en la ciudad de México y Monterrey, aunque recientemente se ha agregado Guadalajara.

Aquí en la ciudad el restaurador Alberto Compiani es quien imparte este arte, el cual empezó en el 2005 como un taller para la enseñanza de la historia de la escritura pero que hoy se enfatiza principalmente en la práctica de la caligrafía.

Pero ¿de qué sirve hoy aprender estilos de letras cuando hoy cualquier programa de escritura digital las ofrece de manera inmediata?

"Hay gente que le interesa volver a tener la experiencia directa con los materiales, con el dibujo y el papel, que sólo trabajar frente a la pantalla", explica el restaurador Alberto Compiani.

Aunque el taller es solicitado principalmente por artistas gráficos o arquitectos, últimamente los jóvenes, más vinculados con el graffiti o los tatuajes, buscan aprender las diferentes caligrafías.

Incluso, hay personas que poco o nada tienen que ver con las artes gráficas pero que buscan emprender un negocio realizando invitaciones para eventos sociales –una boda, un bautizo- de manera personal y artesanal.

En el taller se aprender a retomar la movilidad de la mano realizando los trazos propios de cada tipografía, como retomar la letra cursiva o pegada que hasta hace años se enseñaban en las escuelas.

Se trabaja inicialmente con plantillas, donde el practicante puede iniciar los trazos y aprende a utilizar la plumilla de punta plana o tajo.

"Hay chavos más vinculados al graffiti o al tatuaje que les interesa aprender la técnica, uno pensaría que sólo buscarían utilizarlo para invitaciones de bodas o así, pero no le buscan otra aplicación", agrega Compiani.

Si bien en la ciudad de México este tipo de cursos tienen una tradición mayor a los 20 años, en Monterrey es poca la difusión que existe sobre este arte. A la par en el espacio se ofrece un curso sobre iluminación, tratando de imitar las imágenes decorativas que servían de ilustraciones para los manuscritos medievales

Los talleres se imparten en Carvajal y de la Cueva número 216 casi esquina con Ruperto Martínez. Este jueves 15 de enero inicia el curso de Introducción a la caligrafía artística. Taller de letra gótica, mientras que el 17 se impartirá el de Iluminación de manuscritos (técnica medieval). M