Recolectan 30 toneladas de basura luego de Pa’l Norte

Las labores de limpieza y rehabilitación del Parque Fundidora se iniciaron desde ayer, aunque aún no han concluido.

Monterrey

Luego del Festival Pa’l Norte, el cual se registró en el Parque Fundidora este fin de semana,  personal del lugar dio a conocer que se han recolectado 30 toneladas de basura y ya se trabaja en la rehabilitación del césped.

Además, Eduardo Flores Lozano, uno de los responsables del Parque Fundidora,  informó que desde el momento en que concluyó el evento los trabajos se iniciaron y que hoy ya fueron retirados los baños portátiles que se instalaron para el evento.

“El evento terminó en la madrugada del domingo y desde el domingo han estado estas labores de recolectar herramientas y utensilios y de limpiar.

“Estábamos comentando ahorita con Alfredo Bernal, responsable de comunicación del parque, que sacaron más o menos 30 toneladas de basura y que tenemos convenio con los promotores del evento, de que se rehabilite una hectárea completa del área de césped”.

Flores Lozano dijo que esta no es la primera vez que tienen que recurrir a labores de rehabilitación, pues también se ha hecho luego de un partido de futbol soccer o americano y la lluvia.

También se dio a conocer que el contrato otorgado a los realizadores de Pa’l Norte se incluía remozar y entregar las instalaciones tal y como fueron recibidas previo al evento, por lo que la rehabilitación concluirá en estos días.

“El único problema que nos dejó este evento fue un poquito de compactación del área del césped”, refirió.


No estamos contra eventos, estamos contra prostitución de Fundidora: ecologista

El ecologista Guillermo Martínez Berlanga, comparó el reciente evento  Pal' Norte con el emblemático festival Woodstock, argumentando que el concierto de la década de 1960 sí se había realizado en un lugar apropiado para un masivo, a comparación de este.

“No estamos en contra de ningún evento donde se diviertan los jóvenes sanamente, estamos en contra de que el Parque Fundidora se esté prostituyendo y desvirtuando de su uso social, eso es lo que nos molesta”, mencionó Martínez Berlanga.

Agregó que no es sólo daño económico o ambiental el que se le hace al parque, sino el mensaje que se está mandando, por las condiciones en que se dejó.

“Dónde está la filosofía y el espíritu del parque, que fue para el esparcimiento de las familias, no para ser una mega cantina”, añadió el ecologista.

Martínez Berlanga agregó que se ha solicitado a los diputados que se realicen las auditorias correspondientes, sin embargo no las han ejercido, inclusive habían hablado con el director del parque para hacerlo un poco más amable, acordando que los eventos masivos no se realizarían dentro.