Senador exhorta a Gobierno Estatal a bajar deuda de NL

Raúl Gracia pidió al gobernador Rodrigo Medina que aplique un plan de rescate financiero para lo que resta de esta administración.
Llamó a amortizar los pasivos.
Llamó a amortizar los pasivos. (Archivo)

Monterrey

El senador Raúl Gracia, presentó este jueves un punto de acuerdo para exhortar al Gobierno Estatal para que en los 20 meses que restan de la administración se avoque a bajar lo más posible la deuda con la que cuenta y deje finanzas sanas al siguiente mandatario.

Luego de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público revelara que Nuevo León se encuentra en el segundo estado más endeudado del país con 51 mil millones de pesos en pasivos, el legislador federal consideró necesario hacer un llamado al Gobierno que encabeza el priista Rodrigo Medina.

En el exhorto se solicita que el Estado implemente un plan de rescate financiero, y en lo que resta de la actual administración, que concluye en noviembre del 2015, se logre amortizar la deuda estatal.

"Se exhorta respetuosamente al C. Rodrigo Medina de la Cruz Gobernador Constitucional del Estado de Nuevo León a rendir un plan de rescate financiero ante la ciudadanía para efectos de que el Estado de Nuevo León deje de contraer mas deuda y se avoque a amortizar la deuda actual en los últimos veinte meses de su administración a efecto de dejar a su sucesor, finanzas menos lastimadas", se lee en el documento.

Gracia Guzmán explicó que la deuda de Nuevo León tiene un significativo aumento en la administración de Medina de la Cruz, en comparación con los techos de endeudamiento que se presentaban en un sexenio panista, pues contra los últimos dos sexenios priistas hay un constante crecimiento.

Según datos presentados por el senador emanado de Acción Nacional, Nuevo León presenta una situación crítica en sus finanzas, ya que sus egresos han crecido a una tasa media anual de 7.1 por ciento, superior a los ingresos totales, aunado a que su recaudación se ha estancado durante los últimos seis años con una tasa media de crecimiento anual de 0.2 por ciento, por lo que existe una alta dependencia de los ingresos federales (82.0 por ciento del total).

"Es posible que se presente una situación de riesgo en la continuidad de los flujos de pago del endeudamiento adquirido, debido a la vulnerabilidad de las finanzas públicas y a la limitada capacidad para hacer frente a los compromisos financieros", aseguró Gracia Guzmán.