Sembrar un presente verde dará el oxígeno del futuro...

Hay quienes hoy están pensando en derrumbar bosques urbanos para construir casas, sin importar de dónde sacaremos en adelante aire puro para respirar.

Monterrey

El cañón del fusil apunta al cielo, igual que las copas de los árboles buscan la luz solar para nutrirse. El cañón del fusil simboliza la fuerza, el poder de las armas, pero cuando apunta al cielo representa un descanso para el soldado que lo empuña. Este fusil descansa en tiempos de paz.

Quien lo porta, decidió que era momento de plantarlo en reposo para cumpir una nueva orden: la de empuñar los picos y las palas para plantar nuevos árboles que conformarán un bosque.

Es un día soleado, con clima templado y primavera naciente, es buen momento para que esos jóvenes árboles echen raíces fuertes y profundas en lo que será su hogar definitivo en la zona del Campo Militar.

Crecerán altos y frondosos, rodeados de esos otros compañeros que también se sienten orgullosos de tener el verde como parte de sí mismos, de esos soldados que hoy los plantan y en adelante los regarán y cuidarán para que alcancen el cielo y nos regalen oxígeno...