Selección de 'gallos' gana a calidad de propuestas

Unos atraviesan cambios en lineamientos; otros confían en obtener ventaja de ello.

Monterrey

A un año de la renovación de la gubernatura, ayuntamientos y diputaciones locales, los líderes de los partidos políticos con mayor presencia en Nuevo León siguen tratando de salir de conflictos internos y están más preocupados por la selección de sus candidatos que por la oferta política que van a ofrecer a los ciudadanos.

Mientras el líder estatal de PAN, José Alfredo Pérez Bernal, habla de esperar el reglamento de su partido para la selección de candidatos, el priista Eduardo Bailey Elizondo confía en que los conflictos internos de sus contrincantes les den ventaja.

Aguardar los tiempos

La renovación de la dirigencia estatal de su partido y todos los cambios estatutarios han tenido a Acción Nacional sumido en la expectativa durante algunos meses, mismos que han dado "vía libre" a sus aspirantes para promocionar su imagen en panorámicos y parabuses.

La promesa de Gustavo Madero de dejar a los estados que decidan sus propios métodos de selección es sólo el primer paso; los panistas aún esperan el nuevo reglamento para la selección de candidatos, lo que dará el disparo de salida a los interesados.

El líder estatal de Acción Nacional confía en que el Congreso local tenga a tiempo las reglas del juego y cumplan con la aprobación de la nueva normativa electoral para el próximo 30 de junio.

En tanto, Eduardo Bailey Elizondo, su homólogo del Revolucionario Institucional, apuesta a los problemas internos de su principal contrincante para conservar la gubernatura del estado y alcanzar la mayoría en el Congreso local.

"Sobre todo la congruencia que tenemos en el decir y el hacer, a diferencia de cómo está sucediendo ahorita con Acción Nacional. Hay que decirlo con todas las letras, Acción Nacional pasa por una crisis seria de honorabilidad y credibilidad", dijo.

El priismo contempla destacar las reformas estructurales impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto; también jugará la carta de la seguridad en el estado, atribuida al gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.