Sector de la construcción desconoce operación de las APP: especialista

La firma Bimsa aplicó una encuesta entre empresarios del ramo.
Los proyectos se harán bajo el nuevo esquema de las APP.
Los proyectos se harán bajo el nuevo esquema de las APP. (Carlos Rangel)

Monterrey

Pese a que la Ley de Asociaciones Público-Privadas (LAPP), se promulgó hace dos años, un 79 por ciento de las empresas vinculadas al sector de la construcción en el país aún desconoce su forma de operación y sólo 18 por ciento está enterada de su contenido, según revela la más reciente encuesta aplicada por la firma de consultoría especializada en el ramo Bimsa Reports.

Según los especialistas, las APP son la tendencia que predominará en los próximos años y la vía por la cual muchos de los proyectos en carretera, trenes, transporte urbano y agua, entre otros, serán tratados bajo este esquema.

Los proyectos para el sector energético se prevé que abundará mucho de este esquema.

"Quizá una de las explicaciones por las que los empresarios constructores no perciben beneficios para sus empresas es debido a la falta de experiencia, capacidad y conocimiento de operación de las APP; factores que afectan principalmente a las pequeñas y medianas empresas, las cuales representan más del 90 por ciento de las unidades económicas del sector", señala la encuesta.

Añade que entre las ventajas que tiene las APP destaca: mayor seguridad y certeza jurídica tanto para los particulares como para los servidores públicos que participen en el desarrollo de estos proyectos, que por lo regular requieren de largo periodos de maduración y desarrollo; reducción estimada de 15 por ciento en costos de construcción; creación de incentivos para atraer tecnología de punta, capacidad empresarial y aceleración de la preparación de proyectos, a través de la reducción de 30 por ciento en el tiempo de ejecución del mismo.

Bimsa Reports señala que una parte importante de las obras de infraestructura, tanto por el valor de inversión como por la cantidad, se llevará a cabo bajo un nuevo esquema de contratación pública denominado Asociación Público-Privada. Prototipo de contratación en el que las pequeñas y medianas empresas no tienen suficiente conocimiento, y que por lo mismo genera expectativas negativas en cuanto a los beneficios que podrían obtener con esta forma de realizar la infraestructura del país.

La misma encuesta revela que un 63 por ciento de los constructores del país cree que los planes en infraestructura del gobierno federal beneficiarán a las grandes constructoras de México y un 17 por ciento señala a las extranjeras, sólo un 5 por ciento ve factible que las Pymes vayan a ser privilegiadas.

La firma Bimsa aplicó una encuesta entre empresarios del ramo donde incluyó qué expectativas tiene este sector en torno a la reforma energética, un alto porcentaje de ellos externó incertidumbre sobre el beneficio que ésta podría traer a las constructoras.

Los empresarios constructores concluyen que "toda la transformación económica que se le dio a México en los últimos 12 meses (refiriéndose a las reformas estructurales aprobadas) no es suficiente al menos por el momento para alterar el desarrollo a nivel geográfico. En ese sentido, señalan a la zona norte del país como el principal polo de crecimiento para la industria de la construcción".

Bimsa Reports informó que la encuesta fue aplicada a nivel nacional entre 300 empresarios, directores generales o de finanzas de las constructoras.

Las expectativas

Entre las ventajas que presentan las APP destacan: mayor seguridad y certeza jurídica tanto para los particulares como para los servidores públicos que participen en los proyectos.

El estudio revela que un 63 por ciento de los constructores del país cree que los planes en infraestructura del Gobierno Federal beneficiarán a las grandes empresas.

La encuesta fue aplicada a nivel nacional entre 300 empresarios y directores generales de las constructoras e incluyó qué expectativas tiene este sector en torno a la reforma energética.