Sancionarían a SP por no usar chips de seguridad

La Auditoría Superior del Estado advirtió por segunda ocasión al municipio que en caso de no implementar el sistema para detección de autos robados deberá fincar responsabilidades.
El sistema fue adquirido por el Ayuntamiento entre 2011 y 2012, pero sigue inoperante.
El sistema fue adquirido por el Ayuntamiento entre 2011 y 2012, pero sigue inoperante. (Carlos Rangel/Archivo)

San Pedro Garza García

Por no usar un sistema de seguridad basado en chips y equipo informático en casi tres años, el cual costó a la administración de San Pedro Garza García 5 millones 800 mil pesos, el Ayuntamiento fue advertido nuevamente de una probable sanción administrativa.

Según el informe de la Cuenta Pública 2013 de San Pedro, revelado a finales de 2014, la Auditoría Superior del Estado (ASE) observó que el Sistema de Identificación Vehicular Inmediato (SIVI) para detectar unidades robadas no ha sido implementado desde su adquisición, entre 2011 y 2012.

Si bien en 2013 ya se había señalado al Ayuntamiento que este sistema con más de 100 mil chips no había sido utilizado, nuevamente a finales de 2014 la Auditoría lo evidenció y solicitó otra promoción de fincamiento de responsabilidad administrativa.

"Al cierre del ejercicio 2013 se observó que el Sistema de Identificación Vehicular Inmediato para detectar vehículos robados adquirido a la empresa Protección Urbana S.A. de C.V. en el año 2012, hasta la fecha no ha sido implementado, incumpliendo lo establecido en los artículos 23 y 24 del Reglamento Orgánico de la Administración Pública Municipal de San Pedro Garza García, Nuevo León, situación que fue observada en el ejercicio 2012", señalaron las autoridades.

Aunque la administración de San Pedro respondió a la ASE a mediados de 2014 que ya contaba con tarifas aprobadas para los sistemas de chips de seguridad, estimadas en unos 140 pesos, la autoridad fiscal estatal no vio solventada la observación.

"Se analizó la aclaración y documentación presentada por el presidente municipal, la cual no solventa la observación de aspecto normativo, debido a que, en el acta de Cabildo y el periódico oficial que se anexan como justificantes de esta observación, se incluyen las Cuotas y Tarifas aprobadas para el ejercicio 2014, por lo que las mismas no se aplicaron durante el ejercicio sujeto a revisión.

"Además la documentación anexada no proporciona evidencia de la implementación por parte del municipio del Sistema de Identificación Vehicular Inmediato para detectar vehículos robados, por lo que se dará seguimiento durante la revisión de la Cuenta Pública del ejercicio 2014", expuso la ASE.

Pese a que MILENIO Monterrey envió una solicitud de información para saber cuántos chips del Sistema de Identificación Vehicular Inmediato se habían implementado en 2014, esta petición fue negada al alegar motivos de seguridad.

Cabe destacar que la adquisición directa del equipo se realizó en la gestión del ex alcalde Mauricio Fernández Garza, por un monto de 5 millones 800 mil pesos.

En ese entonces el Comité de Adquisiciones alegó que la compañía Protección Urbana S.A. de C.V. relacionada con una red de traficantes italianos, según constan archivos periodísticos, fue considerada como única empresa proveedora de dichos sistemas de seguridad.

El equipo de seguridad se encuentra basado en cuatro elementos, que son: dispositivos de identificación radio-frecuencia, tarjetas de identificación, unidades de detención y un sistema informático en línea, que permite leer a distancia un folio único para cada unidad.