SP ignoró informes de red criminal en Policía

Agentes que estuvieron bajo investigación dieron datos a la PGJE sobre compañeros al servicio de los Beltrán Leyva, sin que el municipio actuara.
Tanto Ugo Ruiz como Mauricio Fernández tuvieron conocimiento de lo declarado por los elementos.
Tanto Ugo Ruiz como Mauricio Fernández tuvieron conocimiento de lo declarado por los elementos. (Carlos Rangel/Archivo)

San Pedro Garza García

Las administraciones de Ugo Ruiz Cortés y de Mauricio Fernández Garza en San Pedro Garza García ignoraron la declaración ministerial de dos policías municipales detenidos en 2012, en la cual señalaron una red de al menos otros 10 uniformados sampetrinos vinculados a una célula del cártel de los hermanos Beltrán Leyva.

En la comparecencia del 16 de junio del 2012, dos elementos policiacos sampetrinos que fueron detenidos por su presunta complicidad en un robo de auto, confesaron que en el municipio operaba una célula de los Beltrán Leyva, denominada La Oficina.

También dieron los nombres de otros 10 elementos municipales que cobraban entre mil y 2 mil dólares a cambio de proteger a esta organización, sin que ello tuviera repercusión en la Secretaría de Seguridad de San Pedro.

El Ayuntamiento no realizó ninguna investigación, y por el contrario, insistió en desestimar las declaraciones.

Una vez que se exoneró a Héctor Eduardo Balleza Vázquez y Jorge Eduardo Garza Castillo de los cargos que se les imputaban por errores en el procedimiento, la administración de Ugo Ruiz los reinstaló en sus cargos.

Balleza Vázquez y Garza Castillo fueron acusados por un ciudadano de dejar escapar a un par de ladrones de vehículos en el sector Valle Oriente luego de haber hurtado el automóvil a su hija, durante los últimos meses de Mauricio Fernández como alcalde, en 2012.

El Procurador de Justicia, Javier Flores Saldívar, anunció que buscarían impugnar el auto de libertad que concedió un juez federal a mediados de febrero pasado.

En las declaraciones que aparecen en el auto de formal prisión del Juzgado Primero de lo Penal, los policías establecen que la Policía de San Pedro "está arreglada" con el grupo que dirigía el Comandante 19 o El Cochi.

Los elementos afirmaron en sus declaraciones de entonces que la Policía de San Pedro daba permiso de vender droga y trabajar libremente a los miembros de La Oficina.

El 11 de junio del 2012, ambos elementos, con tres y 10 años de antigüedad en la corporación, fueron detenidos e involucrados en la liberación de dos presuntos robacoches, junto con uno de los cómplices de los delincuentes capturados en Valle Oriente.

El presunto delincuente, Pedro de Jesús Aveldaño García, de 23 años, formaba parte de una célula criminal que operaba en San Pedro.

Las tres declaraciones, tanto la de los dos policías sampetrinos como la de Aveldaño García, coinciden en que existía una red de protección en la Policía de San Pedro.

"Al interceptarlos descienden dos personas del sexo masculino o quienes dieran alcance y fueron identificados como El 12 y El 13, es decir, miembros de la delincuencia organizada, conocidos como La Oficina, que radica en el municipio de San Pedro", señala la declaración de Balleza.

"Motivo por el cual su compañero de nombre Jorge Eduardo Garza Castillo y el mencionado Lara manifestara que se retiraran del lugar que no había pedo ya que eran de La Oficina y que le dieran 35 clave que utilizan los policías municipales para dejarlos ir".

Fue en esta misma declaración que los elementos involucraron a otros 10 policías de la corporación sampetrina, que supuestamente recibían entre mil y 2 mil dólares los primeros de cada mes por proteger al grupo.

"Teniendo conocimiento que el jefe directo de Balleza Castillo y encargado de las operaciones en el municipio de San Pedro es un sujeto con apodo de El Cochi, refirió que sus labores de vigilancia las llevan a cabo en la zona de Valle Oriente y que cada cambio de turno para la realización de sus labores hacen entrega de un aparato de radiocomunicación tipo Nextel a su relevo, siendo éstos los oficiales a quienes conocen como Limón y Zamora, encargados de turno mencionando.

"Además que en la realización de la vigilancia y espionaje de las diferentes autoridades, participan otros elementos policiacos, los cuales también reciben como pago la misma cantidad cada día de primero de mes y estos son elementos activos de la Secretaría de Seguridad Pública de San Pedro", mencionando lo nombres.

El expediente arroja el nombre completo de siete policías presuntamente involucrados en el caso y tres sólo por su nombre pila.

Hace dos semanas, el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz Cortés, anunció una investigación al interior de la Policía ante la posibilidad de que haya habido protección para Alejandro Omar Treviño Morales, conocido como el Z42.

No obstante, hasta el momento no ha reportado ningún avance ni resultado al respecto.

Sin consecuencias

-Héctor Balleza y Eduardo Garza, policías sampetrinos, fueron investigados luego de que un ciudadano los acusara de ser cómplices en un robo de auto en Valle Oriente, en 2012.

-Los policías estuvieron presos y luego fueron exonerados por un juez federal que eliminó pruebas por errores en el procedimiento, sin embargo, en declaraciones señalaron anomalías en San Pedro.

-Entre otras cosas, los policías dieron el nombre de 10 de sus compañeros que recibían entre mil y dos mil dólares mensuales por colaborar con el grupo criminal. No hubo repercusión para nadie.