SP suspende por cuarta ocasión el edificio Serena

El juez de distrito requirió el cumplimiento directamente al secretario de Desarrollo Sustentable de San Pedro.
Se había levantado la clausura porque los vecinos no pagaron fianza.
Se había levantado la clausura porque los vecinos no pagaron fianza. (Carlos Rangel)

Monterrey

Luego de que el juez segundo de distrito en Materia Administrativa de Nuevo León requirió a la magistrada Juana Aurora Treviño Torres revocar la sentencia que favorecía a la torre Serena, el municipio de San Pedro suspendió por cuarta ocasión el desarrollo inmobiliario.

Minutos antes de reimponer los sellos de clausura, el abogado Federico Fernández, representante legal de uno de los vecinos afectados por la construcción del edificio de 13 pisos en la cabecera municipal, cuestionó la lenta justicia aplicada en este caso y vaticinó la clausura.

La magistrada de la Primera Sala del Tribunal de Justicia Administrativa, el mismo día que recibió la comunicación del juez de distrito sobre la falta de la garantía, ordenó se levantara la clausura de manera inmediata, señaló el abogado.

"Luego se presentó la fianza y el juez de distrito acordó que surtiera efectos la suspensión. La magistrada fue notificada el viernes y hasta este martes en la tarde acordó que se volviera a clausurar, pues no requiere el cumplimiento inmediato.

"Sin embargo, el juez de distrito, a solicitud de los vecinos, requirió el cumplimiento directamente al secretario de Desarrollo Sustentable, quien clausuró hoy (martes) antes que la magistrada acordara lo conducente. No hay toma y daca, eran las medidas desesperadas de Serena que se niega a aceptar su destino: la demolición", dijo Fernández.

El abogado representa a Armando Garza Sada, uno de los vecinos afectados por la torre Serena Green Living, clausurado en tres ocasiones anteriores.

El pasado 28 de enero, MILENIO Monterrey publicó que la Secretaría de Ordenamiento y Desarrollo Urbano dio cumplimiento a la orden del juez segundo de Distrito para levantar los sellos de clausura de la torre porque los vecinos supuestamente no pudieron cubrir una fianza por cinco millones de pesos en garantía por los daños que pudieran tener los desarrolladores al tener suspendida la construcción.

Ya el 1 de diciembre, el municipio había suspendido a los desarrolladores identificados como Dazina, SA de CV, e Inmobiliaria Focusi, que edifica una torre de 13 niveles de 55 departamentos y 226 cajones de estacionamiento sin permisos de construcción en las calles de Porfirio Díaz 815 y Matamoros, sector Los Callejones.