Rostro de niño, bañado por el sol, la ilusión y los juegos

Al margen de las campañas mercantilistas que todo loin ltran, los niños no necesitan de fechas especiales parapoder jugar, ser felices y soñar con el futuro...

Monterrey

Otro Día del Niño llega hoy envuelto en campañas que buscan vender desde un juguete hasta una sonrisa. Los niños felices son los que tienen frente a sí un mundo amable, con una familia que los cuida, una escuela que los educa y una sociedad que los incluye en su proyecto de futuro, dándoles su justa dimensión en un mundo que ingenuamente pensamos que les heredaremos, cuando en realidad nos lo prestaron por un tiempo, pero seguro ya están alarmados porque le hemos hecho mucho daño a un planeta que ya comienza a cansarse del maltrato y de ser el basurero de los adultos a quienes no les importan los niños, porque no se preocupan por construirles un mundo mejor, muchos menos una mayor conciencia para que lo cuiden mejor que las actuales generaciones. Ya nos reclamarán pronto, muy pronto, la tragedia que se cierne sobre un mundo cada vez más deteriorado, menos verde, menos azul.