“Para ser buen mexicano no es necesario tener que radicar en México”

El actor y ahora director audiovisual, Rogelio 'Roger' Nevares, habla de su experiencia de 12 años residiendo en el Reino Unido.
Rogelio 'Roger' Nevares.
Rogelio 'Roger' Nevares. (Especial)

Monterrey

Con una trayectoria ya formada en el Reino Unido, Rogelio "Roger" Nevares debuta como director en el largometraje Crossing That Bridge, una película que define como "una historia de amor a la sombra de La Parca".

El estreno de este proyecto se da en el marco del Año de México en el Reino Unido, iniciativa que reúne una selección del quehacer cultural de nuestro país a presentarse en el país europeo.

Mencionas que Crossing That Bridge es un proyecto de humor negro, ¿cómo ha sido el proceso para este proyecto fungiendo como director?

Crossing that Bridge es una película sobre 'morir'; 'cruzar el puente'; 'morir o no morir'. Curiosamente, es también una historia de amor a la sombra de La Parca.

La tecnología cinematográfica moderna y un conocimiento detallado de la historia del cine internacional, aprendido también en Rusia, me permitieron comunicarme perfectamente con mi equipo de filmación británico transmitiendo fácilmente mis ideas y requerimientos ayudándome de bancos de secuencias cinematográficas y filmes accesibles en línea.

¿Crees que haya algo de México que te influya en este proyecto, teniendo el contexto de lo que sucede de unos años para acá?

No cabe duda que en México, ahora más que nunca, 'la vida no vale nada'. Haber vivido en el Reino Unido desde hace doce años me he salvado de vivir esto en carne propia. No soy muy dado a cavilar sobre el hecho de que la muerte está más presente en nuestra cultura que en otras pero decididamente el humor con el que la enfrentamos en México es inimitable.

Este año será importante para la relación cultural entre México y el Reino Unido, ¿Qué representa para ti ser parte de este proyecto?

Representa la oportunidad de probar de nuevo que para ser buen mexicano no es necesario radicar en México; una oportunidad que había estado esperando por mucho tiempo.

Se pierde la cuenta de los artistas, científicos, deportistas etc. que han tenido que dejar nuestra patria para destacar en su medio pero esto no quiere decir que se les haya perdido para siempre o que su obra no se pueda atribuir a la gloria de México.

Has venido trabajando en Reino Unido como actor en diversos proyectos, ¿cómo ha sido esta experiencia para ti y qué te animó a emprender tu ópera prima como director?

Londres desde hace mucho está a la par en cine, como industria, con Hollywood y en teatro, como industria, con Broadway, con la diferencia que oficinas de producción y agencias de casting que en California estarían distribuidas en kilómetros y kilómetros de freeway están en Inglaterra concentradas en unas pocas cuadras del centro de la ciudad. En los pubs, bares y restaurantes de Soho se puede topar uno con la crema de la industria; actores, directores, productores etc. Considero esto de gran beneficio para mi carrera; acceso a tierra fértil.

En los últimos años se han generado proyectos audiovisuales en México que son reconocidos en Europa o Latinoamérica, ¿Cómo ves esta situación, qué se dice del cine mexicano por allá?

En estos momentos ni el más escéptico puede argumentar que los éxitos cinematográficos mexicanos son solo casualidad, mucho menos cuando se trata no solo de directores sino de directores de cámara e ingenieros de sonido también.