Revisará INAH el arte sacro del estado

El organismo buscará entablar un convenio con la UdeM para reiniciar el proyecto.

Monterrey

El interés por catalogar el arte sacro de la entidad vuelve a ponerse sobre la mesa.

Para la nueva delegada del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el estado, Elsa Rodríguez García, el tema es de suma importancia, primero para conocer lo que se tiene y segundo, para ampliar el margen de protección al patrimonio.

Con poco más de dos meses en el INAH, Elsa Rodríguez insiste en la necesidad de establecer convenios con las diferentes instituciones culturales de Nuevo León.

Una de ellas es la Universidad de Monterrey (UdeM), con quien se buscaría entablar un acuerdo para reiniciar el proyecto del registro sobre el arte sacro de la entidad.

"Me interesa mucho hacer una alianza o un convenio con la gente de la UdeM, sabemos que ahí tienen estudios sobre arte sacro y a nosotros nos interesa hacer el registro de lo que tenemos de arte sacro en Nuevo León", mencionó Elsa Rodríguez.

A comienzos de 2006 se inició un proyecto de catalogación al patrimonio de arte sacro del estado de Nuevo León emprendido por Conarte y la Udem, aunque existen esfuerzos por realizar los registros desde tres años antes de la fecha citada.

Sin embargo, el proyecto no prosperó, pues sólo se hizo un levantamiento parcial de la información en templos como la Basílica del Roble y la parroquia de la Purísima, tal como lo reportó MILENIO Monterrey en su edición de abril de 2008.

En opinión de la oficina regional del INAH, la mejor protección para el arte sacro de la entidad es tenerlo registrado.

"No sólo para hacer un diagnóstico, un registro y un catálogo sino también para protegerlos porque si no están registrados el seguro del INAH no aplica", explicó.

La problemática sobre el robo de arte sacro no está muy presente en el estado de Nuevo León, algo que sí sucede en estados del centro y sur del país con mayor fuerza.

Elsa Rodríguez destacó la importancia histórica y cultural de Nuevo León, al indicar que se tiene registro de mil 300 sitios arqueológicos en donde algunos de ellos exhiben una "impresionante cantidad de petrograbados".