Restauran mural de Alfredo Zalce en el Casino Monterrey

La obra 'Alameda' fue rehabilitada por el especialista René Rangel.
El rescate tomó cuatro meses de trabajo, tanto de investigación como de intervención.
El rescate tomó cuatro meses de trabajo, tanto de investigación como de intervención. (Especial)

Monterrey

Pocos sabían de la existencia de un mural del pintor Alfredo Zalce en el bar del Casino Monterrey hasta hace cuatro meses.

Incluso tuvieron que ser algunos socios y ex presidentes del Casino quienes reconocieron que la pintura de nueve metros de largo había sido encargada al pintor michoacano en 1962.

El restaurador René Rangel se dio a la tarea de investigar la historia de este mural, pues fue comisionado por Ricardo Martínez (director del Casino) y por Antonio Elozúa (presidente del Consejo), para rehabilitarlo.

"Pocos conocen la historia del mural", comenta Rangel.

Tras cuatro meses de trabajo, tanto de investigación como de intervención directa, la obra titulada como Alameda está restaurada por completo y será expuesta de nueva cuenta en una ceremonia a efectuarse hoy a las 20:00 en el Casino Monterrey.

La historia

Alfredo Zalce Torres (1908-2003) fue una de las figuras del arte moderno mexicano, heredero de la escuela del muralismo nacionalista. Incluso trabajó como discípulo de Diego Rivera, heredando en su obra el gusto por los paisajes, las tradiciones y el folclore mexicano.

De 9 metros de largo por 2.45 de alto, Alameda es una representación de figuras típicas en una plaza mexicana, plasmando escenas costumbristas y una variedad de flora sobre una pared cóncava.

El mural está situado en el bar conocido como "Mayahuel" y por años estuvo en contacto con el polvo y grasa, pues se ubica a escasos metros de la cocina.

"Se dictaminó que tenía un daño medio con suciedad abundante en la capa pictórica, ya sea por polvo o grasas. Además traía una grieta natural del acomodo estructural del muro", expuso Rangel.

La recuperación del mural se dio en tres etapas: la consolidación del muro, resanando la grieta y otros desperfectos menores; la limpieza de la capa pictórica, para finalizar con la aplicación del barniz de protección.

Al trabajo físico le antecedió una etapa de investigación para saber cuál era la historia del mural. Al hacer esta búsqueda, Rangel se encontró que hay pocos registros de esta pintura pues ni en catálogos estatales de arte e, incluso, a nivel nacional se tenía conocimiento de la obra.

"En México me dijeron: 'sabemos que Alfredo Zalce anduvo por allá pero no sabemos qué hizo'".

Incluso entre los antiguos socios del Casino se llegó a insinuar que la obra era de Alfredo Ramos Martínez, pintor regiomontano de quien sí se tiene obra en el lobby, aunque a menor escala.

Esto llevo a Rangel a hacer una comparativa de la pincelada así como de la firma del mural con algunas obras de Alfredo Zalce, ubicadas en colecciones privadas de Monterrey.

Tras hacer el cotejo inmediatamente se descartó la posibilidad que fuera un Ramos Martínez y se confirmó el trabajo del pintor michoacano.

A partir de la restauración se contempla exhibir el mural al público mediante algún sistema de visitas programadas. El formato de exposición está siendo diseñado por personal del Casino Monterrey.

"Son obras a las que ya podemos considerar como patrimonio de la Nación", expuso Rangel.