Regios viven euforia por el "shopping" navideño en los comercios de Texas

Un aproximado de 400 pasajeros viajan hacia los Estados Unidos diariamente y los meses con mayor afluencia de viajeros son julio, marzo, abril, noviembre y diciembre.
Paciencia, la clave para pasar. (Eduardo Mendieta)

Laredo, Texas

La escena parece irreal, son las 02:00 horas de la madrugada y adentro un alud de regiomontanos revienta y devora las tiendas de la avenida San Bernardo y la Interestatal deseosos de juguetes y armatostes y artilugios electrónicos.

Afuera, el estacionamiento se transmuta en un aparatoso y gigante hotel rodante categoría cero estrellas, y la alfombra sobresaturada de autos con placas de Nuevo León y de paisanos de Texas comprime e hincha los cajones.

Como si fuera la estampa de la tarde de cualquier centro comercial en Monterrey, la ola regia vive a la texana de día y noche y detona el célebre shopping navideño, como no se había visto tras varios años en que algunas ciudades de Texas se derrumbaban comercialmente, espantado por la violencia que se vivía en Nuevo León y Tamaulipas.

La muchedumbre se vaticinaba desde antes de cruzar los dos puentes internacionales, como el Solidaridad II, que para accesar la fila de vehículos se prolongó hasta por tres y cuatro horas.

Los paisanos que desde hace tres años no querían salir por la violencia, emigran en masa por el Freeway de Laredo hacia el Puente Internacional Solidaridad II.

Unos están desde el sábado haciendo compras, pero se aparcan sobre las planchas de estacionamientos de los moteles, tiendas, malls, gasolinerías, donde pudieron y continuar su regreso la madrugada del domingo.

Por el lado contrario, los visitantes "sultanes" se desquitan ante la sequía de paseos a la gringa, y desquician esta ciudad tejana: cajeros, tiendas, casas de cambio, calles y avenidas; baños públicos atestados... le dieron vida a Laredo.

Así las caravana de paisanos y regios compradores atestan las carreteras de ida y vuelta días previos a los días más importantes para muchos: la Nochebuena y Navidad.