Regalar un libro también es trascender; regala muchos...

Morir en abril como Shakespeare y Cervantes será unprivilegio que no todos tendrán. No es privilegio menor,sin embargo, vivir para leer sus obras antes de partir.

Monterrey

Estar aquí, 400 años después de la partida del hombre de letras más grande de la lengua española no es un asunto menor. Es un privilegio leer hasta en Internet las obras de Miguel de Cervantes o William Shakespeare, el más grande de la lengua inglesa que también se fue en este mes. Por eso se celebra hoy, 23 de abril, el Día Mundial del Libro y el Derecho de Autor. Y en cada continente hay grandes autores que revolucionaron el arte, la ciencia y la cultura. En la plaza Hidalgo, con el ingenio de aquel caballero, la Dirección de Cultura de Monterrey regala desde ayer libros para invitar a la gente a la lectura. Vale citar un fragmento del mensaje de la directora general de la Unesco, Irina Bokova: En este día, hago un llamamiento a todos los asociados de la Unesco para compartir este mensaje: los libros tienen el poder de contrarrestar lo que Shakespeare llamó "la maldición común del género humano, la necedad y la ignorancia".