Reforma laboral no ha cumplido expectativas

La iniciativa privada de Nuevo León considera que las modificaciones en la legislación no se han visto reflejadas en una mejor situación laboral.
El esfuerzo del sector patronal fue minado por los cambios en materia fiscal al perjudicar sus planes de inversión, asegura la IP.
El esfuerzo del sector patronal fue minado por los cambios en materia fiscal al perjudicar sus planes de inversión, asegura la IP. (Carlos Rangel)

Monterrey

A casi cuatro años de haber entrado en vigor la reforma laboral, en la práctica no se ha traducido ni en más, ni en mejores empleos. Hasta el día de hoy, los resultados de la implementación de la reforma laboral han sido muy pobres.

De acuerdo con un análisis elaborado por Coparmex Nuevo León, las cifras de personas que son ocupadas en el sector formal, donde no reciben ninguna prestación como servicios médicos, seguridad social, entre otras, lejos de venir a la baja, siguen en aumento.

En el último trimestre de 2012, el número de personas ocupadas en el sector informal era de 13 millones 572 mil 591. Al cuarto trimestre de 2015, ese número aumentó a 14 millones 336 mil 048 trabajadores informales, es decir, un 5.6 por ciento más de los que había previo a la reforma laboral.

Coparmex indicó que por el lado de la tasa de subocupación, las personas que tienen necesidad y disponibilidad de trabajar más horas de lo que su ocupación actual les permite, también aumentó de 2012 a 2015.

En el último trimestre de 2012, la tasa de subocupación era de ocho por ciento, respecto de la población ocupada, y en el último trimestre de 2015, últimos datos disponibles, fue de 8.6 por ciento, añadió el estudio.

"A todas luces ha sido insuficiente la generación de empleo formal en el país. Los resultados obtenidos a raíz de la pasada reforma han demostrado que el espíritu de la misma ha sido más recaudatorio que de impulso a la actividad económica", aseguró José Mario Garza Benavides, director de Coparmex Nuevo León.

El análisis elaborado por Coparmex y con base en datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, del IMSS y del INEGI, el optimismo por la reforma laboral fue sobreestimado.

A pesar de que los datos del IMSS indican que de noviembre de 2012 a marzo de 2016 el empleo formal en el país creció 11.4 por ciento.

A marzo pasado había registrados en el IMSS 18 millones 154 mil 906 trabajadores formales.

Y aunque la tasa de desempleo, en teoría, ha disminuido del último trimestre de 2012 al mismo período de 2015, de 4.9 por ciento a 4.2 por ciento, la realidad es que actualmente hay más mexicanos en el sector informal y subocupados, y una cifra considerable de personas engrosando la fila de la Población Económicamente No Activa Disponible, señaló el análisis de Coparmex.

Indicó que hay en el país cinco millones 919 mil 605 personas que conforman actualmente la Población Económicamente No Activa Disponible, según cifras del INEGI, personas que aunque están en condición de trabajar no buscan un empleo, seguramente en gran parte por desilusión del mercado.

Esa cifra es casi el doble de las personas desempleadas del país, es decir, de quienes según el INEGI dicen estar buscando un empleo, pero no encuentran. En el último trimestre del 2015 había dos millones 259 mil 978 personas desempleadas.

Claves
Afectaciones
- La Confederación Patronal de la República Mexicana refirió que los pobres resultados de la reforma laboral empeoraron con la entrada en vigor de la reforma fiscal.
- Como muestra están las tasas anuales de crecimiento del empleo en el país en 2014 y 2015 que tuvieron una desaceleración, y fueron inferiores a las registradas en los tres años previos.
- Eliminar la deducción inmediata de inversiones, limitar las deducciones en materia laboral y la imposición de más cargas administrativas, son algunas de las nuevas medidas fiscales que impactaron negativamente a las empresas, señaló la Coparmex en Nuevo León.