Reforma fiscal no afecta a las bebidas azucaradas

Algunas empresas incrementaron los precios a fin de trasladar el impacto impositivo al consumidor y de esta manera salir adelante.
La población de la región noroeste del país está menos dispuesta a dejar de comprar las gaseosas, según un estudio.
La población de la región noroeste del país está menos dispuesta a dejar de comprar las gaseosas, según un estudio. (Especial)

Monterrey

En un entorno macroeconómico débil donde el consumidor se muestra cauteloso para gastar y una inflación que empieza a ganar terreno, debido al incremento en los precios de algunos productos que enfrentaron nuevos impuestos, el comportamiento del consumo registra altibajos al cierre del mes de marzo.

De acuerdo con información proporcionada por la firma de consultoría e investigación de mercado sobre hábitos de consumo, el impacto causado por la reforma fiscal en México arroja "resultados contrastantes y raros".

José Daniel Pérez, director de cuenta de Kantar Worldpanel México, dijo que la zona norte del país no ha reducido su consumo de bebidas azucaradas. Y agrega que la región noroeste está menos dispuesta a dejar de consumir bebidas azucaradas y alimentos denominados con contenido calórico.

"La región norte del país, noroeste y noreste dado de que hay un fuerte arraigo en el consumo de refrescos, estas zonas no se observa una disminución en el consumo, pese al aumento en el precio de los refrescos, al contrario hay indicios de que han sacrificado otros rubros de la canasta por seguir comprando productos denominados con alto contenido calórico y bebidas azucaradas", explicó José Daniel Pérez.

Aplican encuesta

El especialista explicó que se analizó en la encuesta aplicada, el comportamiento de las empresas relacionadas a productos que fueron gravados y el resultado fue que algunas compañías aprovecharon la coyuntura e incrementaron los precios por arriba de lo que se debía, otras se ampararon contra el impuesto a bebidas azucaradas o alimentos con contenido calórico y lograron no incrementar los precios de sus productos y un tercer grupo se ajustaron fielmente a la reforma e incrementaron los precios a fin de trasladar el impacto impositivo al consumidor.

"Este es un primer factor que hay que tomar en cuenta, entonces nosotros hicimos un ranking de las categorías con el mayor incremento de precios (hay cinco categorías) que vemos con incrementos por arriba del 20 por ciento estamos hablando de barras de cereal, helados, refrescos, pan dulce y botanas.

"Esas categorías que se encontraban con el mayor incremento en precios ¿qué sucedió con su consumo?" , manifestó el especialista.

De cinco de estas categorías, cuatro de estas sí se vio afectado el consumo uno en primera instancia podría decir parece que la reforma fiscal está cumpliendo sus efectos y se ve en una reducción en el consumo en las categorías que más subieron de precio.

Pero en contraste, el directivo José Daniel Pérez señaló que la única categoría que no tuvo tanto incremento en el precio fue el caso de las botanas.

Otro elemento interesante que se comprobó es que el canal de autoservicios está perdiendo peso en la compra de los hogares mexicanos y el canal tradicional sale beneficiado en prácticamente todos los canastos de categorías que se midieron en la referida encuesta, además los tickets muestran una leve caída y la frecuencia de compra una notoria pequeña alza.

Señaló que se analizaron las tres grandes familias de categorías impactadas por estos nuevos impuestos: Bebidas azucaradas, Alimentos Altamente Calóricos y Alimentos para Mascotas. Se puede observar un incremento de precios muy claro en Bebidas Azucaradas pero no es tan evidente en Alimentos Altamente Calóricos y Alimentos para Mascotas.