Reforma energética es por México: Héctor García

El diputado federal del PRI sostuvo que esta reforma desencadenará las acciones que se necesitan para seguir fortaleciendo el sistema educativo, laboral y económico.
Héctor García García, diputado federal del PRI.
Héctor García García, diputado federal del PRI. (Archivo)

Monterrey

Se impuso la razón y fue por México, para detonar su transformación, la aprobación de la reforma energética que originó un acalorado y accidentado debate provocado por los diputados del PRD, advirtió el diputado por Nuevo León, Héctor García.

"Quedó claro: la recientemente aprobada reforma energética detonará una transformación para el país y beneficiará directamente a todos los mexicanos", sostuvo el legislador.

El diputado federal del priista y líder del sector popular de ese instituto político en la entidad, felicitó a sus compañeros que votaron a favor y dejaron a un lado los mitos que se generaron en torno al proyecto de reforma y en su lugar aprovecharon la oportunidad para hacer historia a favor de México.

"Es una etapa muy importante en la historia de nuestro país, pues decidimos la representación popular del PRI, con el respaldo de las fracciones del PAN, Partido Nueva Alianza y Partido Verde Ecologista, le apostamos a nuestro país, decidimos creer en México, en nosotros mismos", apuntó.

Agregó que este fue un rotundo "¡basta a quienes con discursos demagogos nos dicen que no podemos, que aún no estamos listos!", aseveró Héctor García.

Ahora, con orgullo y optimismo advierte que otra es la verdad frente a esas falsas aseveraciones de la izquierda, porque... "México está listo para transformarse y ser esa potencia mundial que sólo añoramos los que amamos a nuestro país".

El diputado nuevoleonés, sostuvo que la reforma energética desencadenará las acciones que se necesitan para seguir fortaleciendo el sistema educativo, el mercado laboral y la economía.

"Es, insisto, el detonante que necesitamos para poder competir globalmente, a eso le apostamos", precisó.

"Todos sabemos que el petróleo es nuestro principal activo y es nuestra obligación hacer lo conducente para que ese activo se multiplique en beneficio de todos", sentenció.

Eso fue lo que, insistió, se logrará con esta reforma, fortalecimiento a Pemex, que se transformará en una empresa productiva que multiplicará sus ganancias en favor de todos los mexicanos.

Fue, recalca, una maratónica sesión de 20 horas, acalorada, con la libertad de expresión que se otorgó a los que se opusieron y votaron en contra, escenario que se tuvo en la Cámara de Diputados.

"Nosotros avalamos la reforma energética que aprobó la Cámara de origen, el Senado y se turnó el documento a las legislaturas estatales, donde requiere el apoyo de al menos la mayoría más uno para que el Ejecutivo federal la promulgue y entre en vigor", indicó.

El documento modifica los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución y cuenta con 21 transitorios, para permitir que las empresas privadas participen en el sector energético, mediante contratos de servicios, de utilidad compartida, producción compartida o de licencia, entre otras modalidades.

Además, plantea que Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), organismos descentralizados, se conviertan en empresas productivas del Estado, a más tardar en un plazo de dos años, una vez publicada la reforma.

La ley reglamentaria establecerá las normas relativas a la administración, organización, funcionamiento, procedimientos de contratación y demás actos jurídicos que celebren las empresas productivas del Estado respecto a las actividades estratégicas, en materia de electricidad, petróleo y demás hidrocarburos.