Reforma 'democratizaría' a consejo del transporte

De aprobarse, la modificación al artículo 10 de la normativa del rubro aumentaría a 40 el número de vocales del organismo estatal e incluiría participación de sindicatos.
Los legisladores consideran que el marco actual favorece los intereses empresariales.
Los legisladores consideran que el marco actual favorece los intereses empresariales. (Raúl Palacios)

Monterrey

Por considerar que la estructura actual es discrecional y se privilegian intereses de los empresarios, la bancada panista en el Congreso local, en conjunto con integrantes del PRD, propuso una reforma a la estructura del Consejo Estatal del Transporte.

A 10 días de que se incrementara 20 por ciento la tarifa de castigo en camiones urbanos, se presentó esta iniciativa en sesión permanente que exige la modificación del Artículo 10 de la Ley de Transporte para la Movilidad Sustentable del Estado de Nuevo León, a fin de incrementar la participación ciudadana.

De aprobarse, el Consejo tendría un presidente designado y removido por el Ejecutivo estatal;

un vicepresidente, que sería el titular de la Agencia Estatal del Transporte (AET), y un secretario.

También se incluiría la participación de al menos 40 vocales, con la opción de ampliar si en el caso de la modificación en estudio tratara temas de municipios no considerados parte del área metropolitana.

Esto a diferencia de su composición actual, con sólo un vicepresidente, cargo ejercido por el titular de la AET, y un secretario, quien es el Director Ejecutivo del Consejo. Además de los 28 vocales con la opción de la ampliación, dependiendo del tema analizado. "Después de analizar su estructura, la conformación del Consejo Estatal de Transporte, resulta evidente su integración discrecional, la escasa presencia de organizaciones sociales y ciudadanas", dice el documento presentado por el diputado Braulio Martínez Ramírez.

Entre las modificaciones de los vocales, la propuesta contempla incluir a tres diputados locales, designados por el Congreso; un representante para la promoción de personas de la tercera edad, a propuesta del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Se pretende también que además de la UANL y del ITESM, se incluya a representantes de la Universidad de Monterrey (UdeM), Regiomontana, Tec Milenio, Universidad Metropolitana de Monterrey y uno más de las sociedades de alumnos de centros universitarios.

Como representantes de los usuarios, se establecería que el Legislativo designe a tres personas, que en caso de aprobarse la reforma, tendrían que definirse al menos 90 días antes de que se hiciera la sustitución de los que se encuentran en funciones.

Asimismo, se buscaría incluir la participación de miembros de agrupaciones patronales como la Confederación de Trabajadores de México (CTM), de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), de la Federación Nacional de Sindicatos Independientes (FNSI) y de la Federación Nacional de Sindicatos Autónomos.

Los representantes de transporte suburbano, regional, especializado, de carga general, de carga especializada y de vehículos de alquiler, que actualmente forman parte del Consejo, no se contemplan en la reforma.

Esto a la vez que se contempla sustituir al representante de la Secretaría de Obras Públicas por uno de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, el de prestadores de servicio de transporte urbano por uno que sea nombrado por la Asociación del Transporte Público de Pasajeros de Nuevo León, en lugar de ser designado por el titular de la Secretaría de Desarrollo Humano y del Trabajo del Estado, la cual ya es inexistente.

La propuesta se turnó a la Comisión de Transporte del Congreso local, que se encargará de analizarla. De aprobarse, los nuevos integrantes del Consejo deberán integrarse en un periodo no mayor a 180 días naturales a partir del día siguiente de su publicación en el Diario Oficial del Estado.