Reforma política complica escenario electoral de NL

A menos de nueve meses de que inicie legalmente el año electoral en el estado,no hay criterios claros sobre cómo se elegirá al próximo gobernador de Nuevo León.
La jornada de votaciones se realizará en julio de 2015.
La jornada de votaciones se realizará en julio de 2015. (Archivo)

Monterrey

Aunque parecía que Nuevo León se preparaba para un cambio radical en sus procesos electorales en 2015, la aprobación y llegada de la Reforma Política aprobada en el Congreso de la Unión aplazará hasta 2018 figuras como las candidaturas independientes y la paridad de género, e implicará otros como la reelección.

El pasado 17 de diciembre, los diputados locales de todas las bancadas que conforman el Congreso del Estado avalaron la minuta de Reforma Política Electoral, enviada desde el Congreso de la Unión y que forma parte de las reformas estructurales surgidas del Pacto por México.

Esta reforma habla de la desaparición del Instituto Federal Electoral (IFE) y la creación del Instituto Nacional de Elecciones (INE), el regreso de la reelección para diputados, senadores y alcaldes, el establecimiento de las candidaturas independientes y la paridad de género en candidaturas.

El problema es que en estos últimos temas Nuevo León ya tenían un avance significativo, aunque no definitivo, y sólo se encontraba en espera de la creación de leyes secundarias que indicaran la forma en que se aplicarían estos temas en las elecciones de 2015.

Sin embargo, la llegada de la Reforma Política Electoral federal cambió el escenario y estos temas, con excepción de la creación del INE, deberán esperar hasta 2018 para ser implementados en las elecciones, según explica el diputado José Adrián González Navarro, presidente de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales del Congreso local.

"Hay que tomar en cuenta que se acaba de aprobar la Reforma Política Electoral a nivel federal y ésta marca algunas pautas, en lo que hace, por ejemplo, al tema de que antes había una cuota de género, ahora habla del término paridad, que desecha el tener un 60-40 o un 70-30, sino que se necesita un 50-50, el término de candidaturas independientes lo incluye también la reforma constitucional.

"Esta reforma hace alusión a que los estado deberán también repetir en sus constituciones locales los procesos de reforma electoral, esto quiere decir que la constitución federal nos va a marcar la pauta, nos va a decir cuál es la ley secundaria y a nosotros nos va a tocar hacer algunas adecuaciones", explicó para MILENIO Monterrey.

La comisión que encabeza González Navarro se encargará de preparar el dictamen para adecuar la Constitución local y sus leyes a lo hecho a nivel federal.

Sin embargo el problema es mucho más complejo de lo que podría parecer, y es que leyes como la Electoral del Estado e incluso el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), que establece las sanciones para los delitos electorales, se verán modificados.

Esto sugiere que los diputados locales no podrán hacer ninguna modificación hasta que a nivel federal, el Congreso de la Unión no elabore las leyes secundarias, las cuales establecerán cómo y cuándo deben aplicarse las nuevas figuras, por ejemplo las candidaturas independientes, que actualmente sugieren un paradigma, pues los diputados aún tienen preguntas sin respuesta: ¿cuántos candidatos independientes deberán participar?, ¿con qué presupuesto?, ¿esto no traerá amparos y litigios de aquellos candidatos que no se les permita el derecho constitucional de participar coartados por las leyes secundarias?

"Nuestra Constitución se va a tener que adecuar a todo este marco constitucional federal, esto nos va a obligar, a que la reforma constitucional se hace en dos periodos y se van a tener que hacer muchas modificaciones.

"Ya no va a ser texto de ley electoral porque aparte van a modificar que ya no va haber un instituto estatal electoral, sino un instituto nacional que se va a regir a través de la Federación y los organismos estatales van a ser autónomos, lo que quiere decir que vamos a modificar su ley electoral, ya no se va a regir con lo que tienen, y van a ser designados por el Instituto Nacional Electoral", agregó.

El límite legal para modificar la ley electoral del estado es 100 días antes del inicio del año electoral, el cual empieza el 1 de noviembre de 2014, mientras que los comicios intermedios en la entidad están programados para julio de 2015.

El problema es que será en abril cuando los diputados federales comiencen la elaboración de las leyes secundarias.

"Aunque hiciéramos la reforma y aunque fuera en dos periodos, y si fuera de la manera más ordinaria que es, pues el próximo año tenemos dos periodos, y en agosto tendremos que estar hablando de que tiene que estar vigente el texto para que pueda ser contemplado en las próxima elecciones.

"Tendríamos que acelerarlo en un (periodo) ordinario y un extraordinario para asegurarnos que lo que podemos hacer a nuestro alcance a nivel estatal tenga vigencia en las próximas elecciones. Veo muy complicado que se puedan lograr estas modificaciones antes de las próximas elecciones", dijo el legislador panista.

El escenario que observan los diputados para 2015 es una elección regida por el INE pero con las reglas locales de NL, y sin modificaciones a las leyes electorales del estado, aunque aún no hay quien tenga la certeza sobre esto.

En espera

Nuevo León ya tenía un avance significativo, aunque no definitivo, en cuanto al establecimiento de las candidaturas independientes y la paridad de género en candidaturas.

Se encontraba en espera de la creación de leyes secundarias, las cuales indicarían la forma en que se aplicarían estos temas en las elecciones de 2015 en el estado.

Sin embargo, con la llegada de la Reforma Política Electoral federal, y su aprobación por el Congreso local, estas figuras deberán esperar hasta 2018 para ser implementados en las elecciones.