Recrean hechos en torno a desaparición de bebé

Los peritos repitieron las maniobras que efectuaron al momento en el que realizarían el traslado del cuerpo de la madre del infante.
El acceso fue restringido en ciertas áreas.
El acceso fue restringido en ciertas áreas. (Denisse Mesta)

Monterrey

Después de las 18:00 horas de ayer, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) se dieron cita en el Hospital de Pemex en Cadereyta, para realizar la reconstrucción de hechos sobre la desaparición del bebé nonato, que tras la muerte de su madre el 6 de abril a consecuencia de un accidente vial, es buscado por sus familiares.

La diligencia inició a las 18:25, cuando peritos del Servicio Médico Forense (Semefo) arribaron al área del nosocomio llamada "Hospital amigo del niño y de la madre" donde entonces, los elementos recogieron el cuerpo de la madre y del bebé.

Los peritos repitieron las maniobras que efectuaron al momento en el que realizarían el traslado del cuerpo de la madre del infante.

Tras ocho minutos de efectuar la recreación a las afueras del hospital General de Pemex, la camioneta del Semefo hizo el mismo recorrido que efectuó tras recoger el cuerpo de la mujer.

Siete unidades de la Procuraduría de Justicia del Estado custodiaban el transcurso que realizó la camioneta.

Tras avanzar algunos kilómetros, en punto de las 18:48 horas, la camioneta del Servicio Médico Forense llegó a un lago que se encuentra ubicado en la colonia Lago Sirandano, en el municipio de Guadalupe, en donde realizaron otro traslado al Hospital Universitario.

Tras varios minutos de permanecer en las inmediaciones del lago, los elementos de la Procuraduría continuaron el camino avanzando por la avenida Benito Juárez, continuando por Madero hasta llegar al Hospital Universitario, donde entregaron el cuerpo de la mujer a personal del Semefo.

En esta reconstrucción de hechos no estuvieron presentes familiares de la madre y del bebé, ya que se negaron a participar.

En el percance ocurrido a inicios de mes en el Libramiento a Allende, Jovita Vela Rodríguez, con siete meses de embarazo, falleció en el hospital de Pemex de Cadereyta. La mujer fue trasladada a la clínica de Pemex en Cadereyta donde se le practicó una cesárea y minutos después perdió la vida.

Desde entonces, sus familiares han buscado el cuerpo del nonato, el cual hasta el momento no ha sido localizado.