Reciben el nuevo año y le dan primer 'gasolinazo'

A partir de ayer la gasolina Magna tiene un costo de 12.33 pesos, mientras que la Premium costará 12.90 pesos por litro
Un alza más para enero.
Un alza más para enero. (Carlos Rangel)

Monterrey

Inició el 2014 y con él los aumentos de precios en la mayor parte de los productos, y en este caso los combustibles no podían ser la excepción, pues este primero de enero se registró el primer gasolinazo.

A partir de ayer la gasolina Magna tiene un costo de 12.33 pesos, mientras que la Premium costará 12.90 pesos por litro; esto costos implican un aumento de 19 centavos en el primero caso y de 21 centavos en el segundo.

Cabe señalar que en comparativo anual, el precio de la gasolina Magna muestra un incremento del 12.91 por ciento; y en el caso de la Premium el aumento es del orden de 16.32 por ciento; dado que a enero del 2013 la primera costaba 10.92 pesos por litro, y la segunda 11.09 pesos por litro.

El incremento es dentro del programa autorizado durante el sexenio federal anterior, en el sentido de dar un aumento gradual a la gasolina para atenuar una posible escalada inflacionaria en el país.

En este sentido, en opinión de Roberto Gallardo, integrante de la asociación civil Sociedad Organizada Libre, contrario a los deseos de la población, los precios de los combustibles no irán a la baja, sino al alza; esto a propósito del discurso presidencial de que con la reforma energética los energéticos tendrán un costo menor para la población.

"Creo que es una mentira que van a bajar los precios (de los energéticos), ninguna privatización en México ha resultado en una mejora en los precios para el consumidor. Al contrario, creo que van a subir.

"La reforma energética no va a traer una reducción de precios, número dos, va a traer una mayor concentración del poder político. Porque no solamente en este país, sino en cualquier otro, las petroleras internacionales todo mundo les tiene miedo y con razón, porque acostumbran llevar a cabo prácticas gansteriles terribles", comentó.

En cambio, añadió, una estrategia alternativa para evitar este impacto sería desincentivar el uso de los combustibles fósiles.