Rechazan dinero de Jaime para suspender denuncia

Madres de los niños que fueron difamados en un video aseguran que un abogado del candidato las intentó comprar con 12 mil pesos.
Las mujeres indicaron que sólo buscan justicia.
Las mujeres indicaron que sólo buscan justicia. (Especial)

Monterrey

Madres de familia de los menores de edad que fueron señalados como drogadictos y vinculados a prostitución, en un video del candidato independiente Jaime Rodríguez, aseguran que les fueron ofrecidos 12 mil pesos, presuntamente por un representante legal de Jaime Rodríguez Calderón, para que retiraran la denuncia por difamación que interpusieron el pasado 3 de febrero ante la Procuraduría del Estado.

Rosa María Vélez es una de las madres de familia e informó que la propuesta de arreglo económico se hizo el viernes a través de su abogado que sólo identificaron con el nombre de Hugo.

"Lo que pasa es que nos mandó ofrecer dinero, pero no queremos dinero, lo que queremos es que se retracte y pida disculpas. Nos mandó ofrecer 12 mil pesos yo creo que no eso no se repara el daño que le hizo a los niños.

"Nosotras pedimos justicia, nosotras no pedimos dinero", señaló la mujer afuera del Centro de Orientación y Denuncia en San Jerónimo.

Lo que ha trascendido de acuerdo a Alma Nelly Lozano, otra madre de familia, ha dañado a sus hijos de forma psicológica, pues son señalados en la escuela y en su colonia.

"Queremos una disculpa pública por qué a los niños así como en los exhibió los han estado molestando en la calle, le dice que son drogadictos y de todo", dijo la madre molesta.

Ellas aseguran que las imágenes fueron grabadas cuando Rodríguez fue alcalde y se usaron para promover programas deportivos, más nunca se imaginaron que posteriormente se verían afectados en su honor.

"Le retiraron muchos amiguitos su amistad por lo que pasó y mi hijo sí está muy dañado", dijo entre lágrimas, María de los Ángeles Carranza.

Este lunes acudieron al Centro de Orientación y Denuncia (CODE) en San Jerónimo, donde tendría lugar la tercera audiencia del caso, que no se realizó por falta de un documento que señala la identidad de cada uno de los menores de edad.

Al no celebrarse la audiencia, las madres de familia acudieron a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, donde interpusieron una queja, la cual procedió porque presuntamente no se le ha dado el trámite correcto a la denuncia interpuesta en la Procuraduría del Estado.

Catalina Rivera, primera visitadora de la CEDH, explicó que de acuerdo a la ley, ni autoridades, ni particulares pueden difundir datos personales que afecten su honorabilidad y reputación de los menores de edad.