¡Viva el 'Rey del Acordeón'!

Ramón Ayala festejó medio siglo de entregar sus melodías a todo el mundo con un gran concierto, el primero de dos, en el Auditorio Banamex.

Monterrey

Monterrey celebró el regreso de un rey tal y como se debe, con una gran fiesta norteña llena de sorpresas, música y grandes invitados.

Luego de cinco años de ausencia Ramón Ayala y sus Bravos del Norte, nuevamente pisaron tierras regias para festejar con su público 50 años de trayectoria.

Poco antes de las 20:00 horas el público fue llegando poco a poco al Auditorio Banamex, en donde El Rey del Acordeón había pactado la primera de dos citas con su gente.

Tras la presentación de Ramón Ayala Jr., Los Bravos del Norte junto a Ramón aparecieron entre una gran ovación de pie; para agradecer el gesto, el intérprete norteño arrancó al ritmo de "Bonita finca de adobe".

"Buenas noches, muy contentos de saludarlos después de la larga ausencia, esperamos que se diviertan y celebren con nosotros esta noche junto a Ramón Ayala", dijo el animador del grupo Raúl Rosales.

Demostrando que es, fue y será uno de los más grandes expositores de la música regional, puso a cantar a los miles de asistentes en el auditorio sus "Tragos de amargo licor".

Ramón enmarcó la celebración de sus cinco décadas con una gran producción llena de luces que pintaban el escenario donde además cantó "Chaparra de mi amor", "Baraja de oro" y "Busca amor", esta última puso al público a bailar.

Pero la noche era joven y las sorpresas apenas iniciaban, prueba de ello fue la presencia de Ricky Muñoz, vocalista de Intocable, quien junto al festejado cantó "Vuelve Gaviota", "Anhelo" y "20 novias", éxitos que marcaron la carrera del músico con Los Relámpagos del Norte.

Otros de los temas que han pasado la frontera del tiempo, que también sonaron durante la velada fueron "Las casas de madera" y "Mi Tesoro".

Además de la música, una exposición montada en el interior del recinto mostró a detalle la carrera de Ramón Ayala.

Entre los artículos que el público pudo apreciar se encontraban fotografías, álbum y hasta artículos personales como vestuarios, acordeones y hasta los juguetes con los que se divertía en su infancia.

La "parranda" continuó con más música pero también con más invitados; el segundo fue Emilio Navaira, quien además de felicitarlo unió su voz al ritmo de "La rama del mezquite" y "Tengo miedo", para después cantar con mariachi.

Como en un túnel del tiempo los regíos viajaron al pasado y con la presencia de Eliseo Robles en el escenario, fueron testigos de la unión de los dos grandes iniciadores de "Los Bravos del norte".

Después de 50 años de historia, resumida en casi 3 horas de concierto, Ramón y los Bravos culminaron entre canciones su primera función dejando el segundo acto pendiente para hoy por la noche.

Excelente noche

-Un video proyectado al inicio del espectáculo norteño narró cada uno de los éxitos en la carrera de Ramón.

-Los regíos anhelaban el regreso de Ramón Ayala tras una ausencia de cinco años.

-En sus 50 años, Ramón tuvo invitados especiales como Ricky Muñoz, Emilio Navaira y Eliseo Robles.

-Apodaca Music Group le entregó el premio Cerro de la Silla por llevar su música a todas partes del mundo.