Quiere Monterrey deuda por 80 mdp

Los recursos se usarían para rehabilitar espacios y regenerar a la calle Ocampo.
Sería el primer crédito de la alcaldesa Margarita Arellanes.
Sería el primer crédito de la alcaldesa Margarita Arellanes. (Archivo)

Monterrey

Después de lograr una reestructura de pasivos que limitaban las finanzas, el municipio de Monterrey va por una nueva deuda que comprometerá a las siguientes tres administraciones.

Se trata de 80 millones de pesos, más intereses, lo que se solicitará y se tendrá que liquidar en un periodo máximo de 10 años, según el dictamen formulado ayer en la Comisión de Hacienda.

Esto sin contar que el pasivo se daría con base a la Tasa de Interés Interbancario de Equilibrio (TIIE) sumándole el 1.95 por ciento como interés, es decir, que de mantenerse como está actualmente rondaría los cinco puntos porcentuales de interés: unos cuatro millones de pesos.

Este es el primer crédito que solicita la Administración de Margarita Arellanes, mismo que no necesita pasar por el Congreso del Estado, pues está dentro del techo financiero de deuda del cinco por ciento del presupuesto aprobado al final de 2012.

El dictamen detalla que se requieren 70 millones de pesos para la recuperación de 115 espacios públicos, en los que se harán trabajos de mejora, rehabilitación y remodelación.

Los otros 10 millones son para una obra de regeneración de la calle Ocampo, en un tramo que va desde Zaragoza hasta Cuauhtémoc, en la zona centro, que se realizará en coordinación con la Corporación para el Desarrollo Turístico del Estado.

Esta, en total, tendrá un costo total de 53 millones 850 mil pesos e incluirá la ampliación de banquetas, rehabilitación de superficie de rodamiento, arborización, equipamiento urbano, señalización, semaforización, entre otros trabajos.

Esto ocurre a menos de cuatro meses de que el municipio logró una reestructura de cerca del 68 por ciento del total de la deuda, es decir unos mil 406 millones de pesos de un total de 2 mil 070 millones que sumaban los pasivos en julio, cuando se realizó la maniobra.

Esta reestructura se contemplaba a un plazo de 20 años, en base a la TIIE más el 1.6 por ciento de interés.

Incluso se presenta a poco más de una semana de que la alcaldesa anunciara que se daría reversa a la actualización de valores catastrales de la construcción, que con el cual se pretendían recaudar unos 90 millones de pesos más por el impacto que generaría en el impuesto predial.

En ese momento, regidores de oposición alertaron de que la panista estaba defendiendo los intereses del partido, pues sus homólogos albiazules habían señalado que no se aumentaría al impuesto predial en una campaña.

El dictamen, aprobado en la Comisión de Hacienda por mayoría, se votará en la próxima sesión de Cabildo de Monterrey, que será mañana a las 15:00.

Finanzas regias

En julio, Monterrey logró la reestructuración del 68 por ciento de su pasivo, lo que representa unos mil 406 millones de pesos.

Hace poco más de una semana, la alcaldesa regiomontana Arellanes Cervantes anunció que no actualizaría los valores catastrales de la ciudad para no comprometer las finanzas de los ciudadanos.

Hoy se votará en el Cabildo de Monterrey lo que podría ser una nueva deuda por 80 millones de pesos más IVA, y al no sobrepasar el techo financiero de la administración, no es necesario consultar al Congreso del Estado.