Profeco asegura decomisar juguetes bélicos

El delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor no informó en cuales establecimientos se logró el decomiso, ni la cantidad.
Diputados locales hicieron el llamado para el decomiso de estos juguetes.
Diputados locales hicieron el llamado para el decomiso de estos juguetes. (Especial )

Monterrey

El delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Jorge Salazar, anticipó que ya se han confiscado juguetes de armas de fuego dado que está prohibida su comercialización.

El funcionario indicó que, además, en atención a la petición que hicieron algunos de los diputados locales, sigue adelante la revisión de los centros comerciales que venden juguetería muy propia de esta temporada, a ver si se están respetando los precios.

Sin embargo, no informó sobre cuáles son los establecimientos comerciales a los que se les ha retirado de sus inventarios los juguetes bélicos, o si son de comercio establecido o el informal.

El titular de la Profeco en Nuevo León agregó que al finalizar la temporada navideña, antes de que concluya el año, hará una evaluación de los decomisos y las sanciones que se aplicaron.

Además, externó que todavía se espera que después de la navidad siga la venta de juguetes, aunque en menor proporción, con motivo del día de Reyes que se celebra el 6 de enero.

Por otra parte, inspectores de la Procuraduría Federal del Consumidor están haciendo visitas a los comercios con venta de alimentos, frutas y verduras propias de la temporada.

Agregó Jorge Salazar que se han continuado las inspecciones en todos los comercios para verificar que los precios sean respetados y las ofertas que se promueven también se ajusten a lo que ofrecen.

En el caso de los pinos de navidad, sean naturales o no, se está llevando a cabo una inspección, aún cuando a estas alturas ya se vendieron grandes volúmenes, los precios deben ir a la baja, en lugar de al alza.

El mismo interés hay en los establecimientos que venden los adornos navideños, sobre todo los eléctricos, porque en el caso de las imitaciones que son a bajo precio, se corre el riesgo por su falta de calidad.