Prodecon señala las 10 malas prácticas de la autoridad fiscal

La recaudación persuasiva se obtiene de los contribuyentes por medio de cartas, correos electrónicos, llamadas telefónicas y mensajes de texto, principalmente.

Monterrey

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) señaló 10 malas prácticas que utilizan algunas autoridades fiscales en materia de recaudación persuasiva, las cuales, en opinión del ombudsman, dejan indefensos a los pagadores de impuestos.

La recaudación persuasiva se obtiene de los contribuyentes por medio de cartas, correos electrónicos, llamadas telefónicas y mensajes de texto, principalmente, indicó el Prodecon.

Entras las malas prácticas se enumeran: primera, citar en sus oficinas al contribuyente, incluso por teléfono, para que aclare "inconsistencias" respecto de uno o más ejercicios; segunda, comunicar al contribuyente en esas citas, únicamente de manera verbal las presuntas irregularidades; tercera, presionar al contribuyente a firmar una declaración en la que se comprom ete a autocorregirse.

Cuarta, impedir el acceso a los asesores del contribuyente; quinta, citar preceptos legales que contemplan procedimientos que no se llevan a cabo.

Sexta, no exponerle al contribuyente en forma comprensible cómo puede aclarar su situación; séptima, señalar a su arbitrio el plazo perentorio para atender la invitación.

Octava, solicitar copiosa información y documentación fuera de facultades de fiscalización; novena, adjuntar a dichas solicitudes formatos no oficiales diseñados por la propia autoridad; y décima, notificar propuestas de pago a los contribuyentes sin precisarles las causas y el método por el que se determinaron.