Presenta Dora Guzmán manual de cine para los niños modernos

En su obra, la catedrática plasmó una serie de recomendaciones para que los pequeños aprovechen la tecnología y hagan películas.
Estuvo en el FIC en Guadalajara.
Estuvo en el FIC en Guadalajara. (Gustavo Mendoza)

Guadalajara

Los niños quieren hacer cine. En la experiencia de la catedrática y productora Dora Guzmán, los niños llegan hoy con el conocimiento de utilizar las tecnologías para realizar sus propios videos, gracias al uso cada vez más temprano de celulares y tabletas.

Pero al dominio que tienen los niños sobre la tecnología, haría falta involucrarlos a cuestiones relacionadas con el encuadre, las historias y el concepto, para llevar sus videos caseros a un nivel artístico.

En el libro Manual de cine para niños... y no tan niños (Ed. Planeta), Dora Guzmán expone una serie de recomendaciones técnicas gracias a las experiencias recogidas tras los cursos que ha impartido a este público.

"Hoy es fabulosa la facilidad que tienen los niños para acceder a esta tecnología, lo único que he encontrado es que no tienen conocimiento de las reglas estéticas y que son necesarias para hacer buen cine", apuntó Guzmán.

La presentación del libro se dio como parte de las actividades del Festival Internacional de Cine de Guadalajara. A ella acudió el director Roberto Fiesco (Quebranto, 2013), quien resaltó el lenguaje claro y sencillo de la obra.

En entrevista, Dora Guzmán refiere que a los niños y jóvenes les marca el conocer cómo se hace una película, pues se trata de un proceso divertido para ellos.

Sin embargo, resaltó que para hacer una película no se necesita sólo de una buena cámara.

Por su parte, Fiesco resaltó que si bien "no todos los niños terminarán siendo directores o cineastas, sí les cambia su forma de ver las cosas con una mayor sensibilización".

La experiencia de Dora Guzmán impartiendo cursos de producción cinematográfica en niños y jóvenes ha dejado proyectos que han sido reconocidos en festivales de Guanajuato y Chicago.

"No hay motivo por el cual no le sueltes un micrófono o una cámara, porque pueden hacerlo mucho mejor que un adulto, siempre y cuando estén asesorados y tengan el conocimiento teórico y técnico, además de un concepto para dar un mensaje positivo".