Prepara IP de NL su ofensiva contra ley fiscal

Empresas de todo tipo se acercan a despachos fiscalistas para analizar la posibilidad de combatir la nueva legislación y gravámenes.
Los despachos estiman que “miles” pudieran recurrir al Poder Judicial.
Los despachos estiman que “miles” pudieran recurrir al Poder Judicial. (Raúl Palacios/Archivo)

Monterrey

A 15 días de que entre en vigor la nueva ley fiscal 2014, ya se hornean en los diferentes despachos de abogados fiscalistas de la localidad los primeros amparos contra varios puntos de la nueva legislación.

Los temas que son sujetos a impugnar son la aplicación de la tasa de 8 por ciento del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IPES) a alimentos, botanas y bebidas endulzantes; el límite de deducibilidad de fondos de pensiones así como de previsión social, pero también el de consolidación fiscal.

Bernardo Elizondo Ríos, del despacho Adame & Elizondo, detalló que entre los interesados en acudir a tribunales se encuentran empresas de todo tipo.

“Estamos hablando de todas las empresas pequeñas, medianas, de todos los tamaños y giros, y es que esta nueva legislación significa el pago de impuestos por varios miles y hasta millones de pesos, que significará para las compañías una carga excesiva”, dijo.

El socio del despacho Adame & Elizondo mencionó que desde que inició diciembre varias empresas se han acercado para solicitar información, además de mostrar ya interés por ampararse, al verse afectados en su carga tributaria.

“Las empresas más interesadas son las de alimentos que tendrán que pagar una tasa de 8 por ciento del IEPS, pero también estamos teniendo acercamiento de empresas que serán afectadas por cuestión de límite de deducibilidad de gastos e inversiones además de previsión social”, señaló el especialista.

El tema de límite de deducibilidad va a significar para las empresas un duro golpe, pues la ley establece que sólo podrán deducir el 47 por ciento de los fondos de pensiones y otros rubros que integran la previsión social.

Para las empresas en general, el 53 por ciento de las previsiones sociales no serán deducibles, lo que generará una situación de agravio muy importante, indicó el fiscalista.

“En este momento nos estamos enfocando a preparar los argumentos en este punto”, enfatizó el abogado fiscalista.

Pero adelantó que de entrada, lo impugnable sería con base a inequidad y violación a la garantía de seguridad jurídica, pues en la legislación se menciona repetidamente una frase que ya ha sido declarada inconstitucional por la Corte: “entre otros”.

Elizondo Ríos explicó que al utilizar la frase “entre otros” en una ley, se genera inseguridad jurídica, porque no está perfectamente definido el objeto del gravamen y queda a discreción o al arbitrio de la autoridad determinar qué otros productos que no están expresamente mencionados ahí pueden quedar comprendido como parte o gravados del IEPS y eso es inconstitucional.

“En la mayoría de los casos lo que vamos hacer es irnos al amparo pagando los primeros días de febrero para estar en los 30 días y también abarcar los 15 días siguientes del pago, vamos a empalmar los dos momentos para el amparo para que estén más seguros los clientes”.

Elizondo Ríos, comentó que las empresas les han manifestado que pagar el 8 por ciento del IEPS les significará una carga enorme. “Muchas nos dicen que no tienen esa utilidad, o sea, que van a pagar de impuestos más de lo que ganan. Lo que también están viendo es que generará una escalada inflacionaria importante y preocupante porque finalmente las empresas van a trasladar el impuesto al precio final del producto”.

Y LOS CLUBES DEPORTIVOS TAMBIÉN

Otro aspecto de la ley fiscal que entrará en vigor el 1 de enero de 2014 causa actualmente polémica para las asociaciones civiles con fines culturales y deportivos, es decir, no lucrativas.

Éstas tienen el problema porque van a tener que tributar como sociedades mercantiles, anteriormente estaban en un capítulo del Impuesto Sobre la Renta (ISR) con un tratamiento fiscal especial diseñado para no contribuyentes del ISR o asociaciones civiles que no tienen fines de lucro.

El abogado fiscalista comentó que en consecuencia los clubes deportivos o quienes están bajo una asociación civil no tenían que pagar el ISR, ahora los sacaron de ese régimen e incluye a los clubes deportivos y a las escuelas que no cuenten con autorizaciones para recibir donativos.

“Todos están en el capítulo general de ley que es el capítulo que es aplicable a sociedades mercantiles y eso les genera una serie de problemas de cargas impositivas a ese tipo de asociación, y este punto también es impugnable a partir del 1 de enero de 2014”, añadió Elizondo Ríos.

¿Éste es un diciembre atípico para los despachos fiscalistas?

“Es correcto, se nos viene el tiempo encima que entra en vigor la ley, las empresas están solicitando información para tener la protección y no queremos estar apretados de tiempo entonces estamos trabajando desde ahorita.

“Es una ley federal, a nivel de país va a ver miles, decenas de miles (de amparos) en el país. Y a nivel estatal yo creo que van a hacer miles de amparos”.

PRINCIPALESPUNTOS IMPUGNABLES:

-Según los despachos consultados, las inconformidades de los empresarios se pueden resumir en algunos puntos específicos.

Límites a la deducibilidad: sólo es deducible el 53% de los gastos de previsión social y de ingresos exentos de los trabajadores.
El 47% cuando prestaciones que sean ingresos exentos disminuyan respecto de las del ejercicio anterior.

 

 Previsión social: incluye cajas y fondos de ahorro, pagos por separación, aguinaldo, horas extras, prima vacacional y dominical.

 

 La eliminación del régimen de Consolidación Fiscal.

 

 Tributación de los Clubes deportivos: Pagarán como si fueran sociedad mercantil y no sociedad civil sin fines de lucro.

 

 Bebidas saborizadas con azúcar $1.00 por litro.

 

 Bebidas energetizantes, 24% actual.

 

 Tasa de 8% del IEPS, enajenación de alimentos, 275 kilocalorías por 100 gramos. Incluye botanas, confitería, chocolates y derivados del cacao; pudines; cremas de cacahuate y avellanas; dulces de leche, fruta y hortalizas; cereales; helados y paletas.