Preocupa a ONG el exceso de velocidad

De acuerdo a la asociación, los regios circulan en promedio a 110 kilómetros por hora.

Monterrey

Dentro de los datos presentados por Víctimas de la Violencia Vial México AC, en Nuevo León, en lo que fue su primera rueda de prensa en la entidad, destaca el "alarmante exceso de velocidad" con el que se conduce en algunas zonas del área metropolitana, que en el caso de Monterrey, se ubicó en los 110 kilómetros por hora.

Otro señalamiento importante de la asociación es que de los ocho municipios del área metropolitana que evaluaron ninguno tuvo una calificación de 70 o más, siendo Escobedo el mejor evaluado, con 68 puntos.

El objetivo de Víctimas de la Violencia Vial México AC, que inició hace 11 años en Guadalajara, es que los alcaldes se comprometan a realizar las acciones necesarias para mejorar la seguridad vial y reducir los accidentes viales, lesiones y decesos por esta causa.

El recuento que hace MILENIO Monterrey sobre el tema nos muestra que en lo que va del año al menos 68 personas han perdido la vida en un percance automovilístico.

De ese número de fallecidos, 25 han sido a causa de un atropello, donde la constante ha sido el exceso de velocidad y la fuga del conductor después del hecho.

Además de contabilizarse, según las notas periodísticas, 17 decesos a causa de un choque, 14 muertes más por volcadura y 12 víctimas mortales por estrellamiento; en la mayoría de los casos, el exceso de velocidad es la causa.

Con referencia a los datos de la velocidad promedio con que se maneja en las principales avenidas de los municipios, según esta asociación, Monterrey ocupa la cima con 110 kilómetros por hora.

Según sus muestras, en García y San Pedro Garza García, se tuvo una media de 108 kilómetros por hora, en San Nicolás, 106 km/h; en Guadalupe y Santa Catarina, 105 km/h; en Apodaca, 98 km/h; y en Escobedo, una velocidad promedio de 83 km/h.

Sin embargo, en cuanto a la velocidad máxima a la que detectaron circular vehículos en estas vías, se detalla que en Monterrey alcanzó los 160 kilómetros por hora y, salvo Escobedo y Apodaca, en los demás municipios midieron velocidades máximas por arriba de los 130 kilómetros por hora.