Premian en Laredo trayectoria política de Cristina Díaz

El alcalde de Laredo, Raúl G. Salinas, reconoció a la ex alcaldesa de Guadalupe por su amplia trayectoria en la política y su gran labor en la relación internacional entre México y Estados Unidos.

Monterrey

Su trayectoria como política, y especialmente como senadora y su trabajo al sacar adelante las recientes reformas constitucionales, fue el motivo de un reconocimiento hecho a la priista nuevoleonesa Cristina Díaz Salazar en la ciudad de Laredo, Texas.

Asimismo, fueron distinguidas sus aportaciones para facilitar las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos.

Díaz Salazar fue recibida en el Aerocenter de Laredo por personalidades de la política, la empresa y organizaciones ciudadanas, y fue escoltada hasta el City Hall de Laredo, en donde se realizó el reconocimiento.

El alcalde de Laredo, Raúl G. Salinas, reconoció a la ex alcaldesa de Guadalupe por su amplia trayectoria en la política y su gran labor en la relación internacional entre México y Estados Unidos, labor realizada desde antes que ocupara un escaño en el Senado de la República.

Díaz Salazar fue nombrada Señora Internacional de la WBCA 2014, un honor que sólo se otorga a las más distinguidas personalidades en ambos lados de la frontera norte. Este nombramiento fue testificado además por miembros de la organización Lulac Council 12, un grupo dedicado a la defensa de los derechos humanos.

La senadora Díaz Salazar afirmó en su discurso de agradecimiento que "entre Nuevo León y Texas hay una gran afinidad cultural y un fuerte intercambio académico, cultural, económico, que queremos seguir fortaleciendo. Nuevamente agradezco la tan honrosa distinción que me han hecho, y les aseguro que seguiré trabajando para que se amplíe aún más la relación entre nuestros países, nuestros estados y, desde luego, con la gran ciudad de Laredo, Texas".

La senadora intercambió impresiones con congresistas estadounidenses sobre los avances en el tema migratorio y de transporte de carga.

La jornada de homenaje terminó con una reunión informal en la casa del empresario Eduardo A. Garza Robles.