Poniatowska presenta su historia de amor

La escritora estuvo anoche en la Casa de la Cultura del estado para hablar acerca de su nuevo libro, sobre la vida y obra de su esposo.
La autora fue acompañada por el periodista José Luis Martínez.
La autora fue acompañada por el periodista José Luis Martínez. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Él consideraba que todos los periodistas eran los "destripados de todas las carreras" pues no se habían logrado en nada; ella, una joven periodista, no se achicó con la forma despectiva en que astrónomo la trató y fue de vuelta a Puebla a una segunda entrevista.

Así comenzó la historia de amor entre la periodista Elena Poniatowska y el astrónomo Guillermo Haro. Una historia que hoy nos presenta la escritora en El universo o nada: biografía del estrellero Guillermo Haro (Seix Barral).

La autora de La noche de Tlatelolco convocó a más de cien personas la noche de este martes en la Casa de la Cultura antigua estación Del Golfo. La lluvia y el frío no fueron impedimento para que Poniatowska lograra tal convocatoria en una de las actividades previas al XVIII Encuentro Internacional de Escritores, que inicia hoy

Tras largos años de matrimonio, Poniatowska revela en una biografía el carácter y la vocación hacia la ciencia que demostró Guillermo Haro, uno de los astrónomos más prominentes del país.

Junto a la autora, el periodista y director del suplemento Laberinto de MILENIO, José Luis Martínez, reconoció en la biografía a un Guillermo Haro difícil de carácter, que "no admitía la mediocridad ni un error ortográfico" pero que siempre mostró una vocación social pues "le dolía la pobreza".

Niño curioso

Guillermo Haro Barraza (Ciudad de México, 1913) es considerado por Poniatowska como "un niño curioso" que siempre se cuestionó cómo era el mundo y cómo funcionaba.

En el libro relata como la madre de Guillermo un día lo subió a un tren y lo llevó hasta Cuautla para enseñarle "que el mundo no se acababa" en donde la vista culmina sino que "el mundo sigue y sigue, no se acaba".

"Creo que fue un niño muy providencial, muy curioso", expresó Elena del que fuera su marido.

Guillermo Haro al llegar al observatorio de Tonanzintla, Puebla, tuvo una vocación por involucrar a la gente del pueblo y a los jóvenes de las ciudades cercanas en la astronomía.

"Quien empezó a mandar a jóvenes a Europa, a Rusia, a las mejores universidades de Estados Unidos fue Guillermo. Él decía que los jóvenes mexicanos tenían el mismo nivel que los mejores estudiantes de estos países", refiere Poniatowska.

Hombre de izquierda

Lejos del estereotipo que se tiene del científico ensimismado, alejado de todo círculo social o desvinculado de una preocupación social, Guillermo Haro encarnó a un hombre que se relacionó de tú a tú con Alfonso Reyes y que promocionó cambios sociales en Tonanzintla.

Poniatowska resalta la relación que Haro tuvo con escritores como Alfonso Reyes, "al que quiso mucho", y con Octavio Paz, al que "no quería tanto".

En Tonanzintla promovió que los jóvenes de la comunidad se estudiaran en alguna técnica o especialidad. Les conminó a dejar la siembra del maíz por el de las flores pues "deja más". Hoy en día numerosos científicos han salido de este poblado.

Guillermo Haro murió en 1988, y a 25 años de aquel suceso la periodista Elena Poniatowska relata cómo, a partir de aquella entrevista, terminó por enamorarse de él.

"Ya después en la segunda entrevista me trató mejor, pues ya iba muy preparada con apuntes y todo. Me gustó mucho que un hombre que sabía tanto se fijara en alguien como yo".

Hoy inaugura Ricardo Piglia

El acto inaugural del XVIII Encuentro Internacional de Escritores en Monterrey, organizado por el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (Conarte), se realizará hoy en el Auditorio del Museo de Historia Mexicana a las 11:30, con la presencia del destacado escritor argentino Ricardo Piglia.

El autor sostendrá una conversación sobre su obra con el escritor y periodista cultural Julio Patán.

La presencia de Piglia fue gestionada por Conarte con el apoyo de la Editorial Anagrama y la Editorial Almadía, así como Publicaciones de la UANL y el Museo de Historia Mexicana.

Entre los reconocimientos que ha recibido el autor argentino está el Premio Internacional Casa de las Américas por su primer libro de relatos La invasión, publicado en 1961. Ha obtenido igualmente el Premio Planeta en 1997 y el Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas, otorgado por el gobierno de Chile este 2013. Milenio Digital/Monterrey