Pondrán candados a venta de predios sin permiso del Congreso

La bancada del PAN plantea en iniciativa de ley que cuando los municipios vendan terrenos sin autorización del Legislativo, los actos posteriores, como cambio de uso de suelo y autorizaciones de ...
Fernando Elizondo Ortiz, legislador panista, presentó la iniciativa. Foto: Archivo
Fernando Elizondo Ortiz, legislador panista, presentó la iniciativa. Foto: Archivo

Monterrey

Ante el desorden en el área de Desarrollo Urbano de los municipios, la bancada local del PAN propuso este lunes dejar sin efectos los trámites de venta de lotes llevados a cabo por los municipios sin que éstos pidiera permiso al Congreso del Estado, como marca la ley actualmente.

MILENIO Monterrey publicó este lunes que durante la revisión de las cuentas públicas 2012 de los municipios del área metropolitana la Auditoría Superior del Estado encontró un desorden en el área de Desarrollo Urbano, donde los ayuntamientos, sin excepción, violaron la Ley Estatal de Desarrollo Urbano del Estado y hasta sus mismos reglamentos municipales.

La desafectación de lotes municipales para su venta posterior, sin solicitar el permiso de los diputados locales, como marca el artículo 201 de la Ley de Desarrollo Urbano, es precisamente una de las principales irregularidades detectadas por la ASE.

En este sentido, el diputado local del PAN, Fernando Elizondo Ortiz, presentó este lunes una iniciativa para que cuando los municipios cometan esta ilegalidad, todos los actos posteriores queden sin efecto: venta, cambios de uso de suelo y permisos de construcción, entre otros.

“Esto se hace sin que la Auditoría pueda hacer algo al respecto, porque no tiene las facultades para proceder en contra de una nulidad de un uso de un inmueble… en ese sentido, estamos proponiendo reformas al artículo 201 de la ley de Desarrollo Urbano del Estado de Nuevo León.

“Ahí estamos agregando un segundo párrafo donde establece: los actos jurídicos celebrados por el municipio en contravención a lo establecido en este artículo serán inexistentes y por tanto nulo de pleno derecho combatibles por cualquier interesado”.

Con ello, el mismo Congreso podría atacar las acciones que lleven a cabo los municipios en este sentido y dar marcha atrás a la venta de terrenos sin el consentimiento del Congreso local.