Piden fijar fecha de salida de los mandos militares

La organización Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos se manifestó en el mismo sentido, pues sacarlos de sus cuarteles fue un error, afirma Consuelo Morales.
La CEDH reporta que las quejas contra corporaciones policiacas han bajado en los últimos años.
La CEDH reporta que las quejas contra corporaciones policiacas han bajado en los últimos años. (Agustín Martínez)

Monterrey

Es urgente establecer una fecha para regresar a los civiles el control de las policías, así lo aseguró el diputado local del PAN, Enrique Barrios Rodríguez, quien sin embargo acotó que "no estoy seguro que este sea el momento para la desmilitarización".

El integrante de la Comisión de Justicia y Seguridad del Congreso del Estado, señaló que si bien es cierto que a últimas fechas los hechos violentos se han visto disminuidos, tampoco se puede hablar de que ya no ocurran, y un descuido no es opción.

No obstante sí es necesario que se establezcan metas y fechas para que las corporaciones municipales y estatal regresen a ser dirigidas por civiles.

"No sé si sea justo el momento de hacerlo, con lo que sí coincido con Martín Treviño Sosa es que tenemos que fijar cuando lo vamos a hacer, no debemos tener en la indefinición la necesidad de gente de la milicia dirigiendo policías municipales o estatales.

"Si bien se justificó plenamente que durante una crisis tremenda de inseguridad que tuvimos entre 2009 y 2012, se pusieran las policías en manos de personal, que además los generales de zona pedían que las gentes de la policía fueran de su confianza, me parece que va a llegar el momento en que tenemos que volver a la normalidad de tener un civil, ya no estamos en una guerra", señaló el legislador.

Barrios Rodríguez indicó que los municipios, o inclusive el gobernador, son los que tienen que evaluar hasta cuándo será necesario mantener a militares en las policías.

En el ese mismo sentido se manifestó la organización Ciudadanos en Apoyo de los Derechos Humanos (CADHAC).

"La visión es conservar el orden, cueste lo que cueste, y esto tiene un precio, que nos está resultando muy caro, porque entonces no hay un avance en principios de democracia, de respeto a los derechos humanos.

"Sacarlos de sus cuarteles para que hicieran labores de seguridad pública me parece que fue un error y que tiene consecuencias que estamos pagando", sostuvo Morales.

Pero contrario a lo que podría pensarse, las denuncias en contra de militares y de las corporaciones municipales que encabezan tienen una tendencia franca a la baja.

El área de recepción de quejas de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) reveló a MILENIO Monterrey cifras en este sentido.

Por ejemplo, el destacamento de la Sedena en Nuevo León registró 57 denuncias por violación de garantías en 2009 y en los dos años siguientes esta condición fue en aumento, con 65 y 67 quejas respectivamente.

Pero en 2012 las denuncias cayeron a 48 y el año pasado se desplomaron a sólo 10, según consta en los archivos de la CEDH.

Lo mismo ocurre en el municipio de Monterrey: de 97 quejas que acumularon en 2009, estas cayeron a 30 en 2010, 18 en 2011, 12 en 2012 y 11 en 2013.

En Seguridad Pública del Estado la historia se repite, pues de las 72 quejas por violaciones de garantías individuales en 2009, estas bajaron a 31 para el siguiente año y a 27 un año después. En 2012 repuntaron con 37 quejas, pero el año pasado cayeron nuevamente a sólo 25.

La CEDH considera que estos números son resultado de la capacitación a la que se han sometido los cuerpos de seguridad, a decir de Emilio Alfaro, director de recepción de quejas.

A pesar de ello, CADHAC estima que una tercera parte de las desapariciones forzadas en la entidad recaen en autoridades policiacas.

"Nosotros tenemos un registro de un poquito más de mil 150 personas desaparecidas, reportadas por familiares de Nuevo León. De ellas, en el 30 por ciento están involucrados agentes estatales, sean policías municipales, estatales, federales e incluso la Marina y el Ejército", aseveró Morales.

Militares deben quedarse, dicen municipios

Los alcaldes de García y Guadalupe y un regidor de San Pedro se pronunciaron este lunes por la permanencia de los mandos militares como jefes o secretarios de las corporaciones policiacas, debido a los resultados exitosos.

"Hemos bajado los índices de seguridad con el mando militar, no le veo por qué cambiar; el General lo está haciendo, creo que son muchas circunstancias y cada municipio sabrá si cambia o no cambia", dijo Jesús Hernández, alcalde de García.

Su homólogo guadalupense, César Garza Villarreal, señaló que el tema no es que sean militares o civiles sino que sean profesionales e íntegros.

"Lo que admiro del coronel Sanmiguel es que no sea militar o civil, finalmente es padre de familia, esposo e hijo, es una persona incorruptible, que tiene firmeza de carácter y está comprometido con los intereses públicos de la ciudad y cuando se cumplan con esos requisitos, sea policía, militar y lo que sea, das el ancho para el cargo", dijo.

Francisco Javier Flores Maldonado, secretario de la Comisión de Seguridad de San Pedro, pugnó porque continúen en los mandos militares como titulares de las corporaciones policiacas.

"Creo que deben permanecer por el éxito de reducir los índices de criminalidad, de inseguridad y violencia en Nuevo León", señaló.