Pide Santa Catarina no aplicar alza en transporte

El municipio entregó un documento ante el Consejo Estatal del Transporte y Vialidad del Estado de Nuevo León, el cual incluía cinco mil firmas de santacatarinenses que se oponen al incremento.
El documento fue entregado al Consejo Estatal del Transporte y Vialidad del Estado de Nuevo León.
El documento fue entregado al Consejo Estatal del Transporte y Vialidad del Estado de Nuevo León. (Nadia Venegas)

Santa Catarina

A través de un escrito entregado al Consejo Estatal del Transporte, el municipio de Santa Catarina, pidió no elevar las tarifas de pasajes de camiones urbanos.

Son cuatro rutas urbanas de las que se tienen más quejas de usuarios, según lo reveló un sondeo realizado por el Ayuntamiento, explicó el secretario de la Contraloría y Transparencia de Santa Catarina, Héctor Castillo Olivares.

"Recabamos más de 5 mil firmas que se están entregando hoy de familias de Santa Catarina que no están de acuerdo con el alza en las tarifas del transporte”.

Se explicó que las rutas peor evaluadas y de las que más se recibieron quejas son la 400, 118, 126 y 203.

Además del sondeo, que se realizó del 5 al 9 de diciembre en sitios públicos del municipio, el funcionario detalló que también se realizó un estudio en la Secretaria de Planeación con el que se demuestra que la mayoría de la población está en contra de los incremento.

"El 96 por ciento de la población en Santa Catarina están en contra de esta alza al transporte y como dató también relevante nos dicen que el servicio que les brindan no está de acorde al precio que se paga", dijo Castillo Olivares.

El escrito, donde sólo se pide la consideración a las familias del municipio, se entregó en las oficinas del Consejo Estatal del Transporte y Vialidad del Estado de Nuevo León, que se ubican en el interior del Parque Fundidora y estaba dirigido para el director del organismo, Jesús Villarreal Martínez.

El funcionario municipal acudió a entregar el documento acompañado de vecinos de diferentes sectores del municipio, quienes se molestaron al considerar el texto incompleto, el cual tuvo que ser entregado a Virginia Ortiz González, asistente del titular.